Please insert ads from Admin CP

Autor Tema: Como es la vida en el mundo espiritual  (Leído 1133 veces)

roby

  • Visitante
Como es la vida en el mundo espiritual
« : noviembre 19, 2008, 09:04:56 am »
«NUESTRO HOGAR: FUENTE INAGOTABLE DE SABIDURÍA»

Al leer y estudiar una vez más el maravilloso contenido de la primera obra del Espíritu
André Luiz: «Nuestro Hogar », psicografiada hacia 1943 por el ilustre médium brasileño
Francisco Cándido Xavier, nos sorprendemos ante el inmenso caudal de sabiduría vertido en este libro, que en las primeras lecturas puede pasar desapercibido, pero que en la
medida en que realizamos relecturas, vamos encontrando valiosas informaciones y
enseñanzas de un profundo nivel espiritual.
Desde la primera vez que leemos esta obra, nos asombramos por las detalladas y
agradables descripciones de André Luiz sobre la vida en el mundo espiritual, en las regiones del Umbral, hasta las múltiples actividades y situaciones que se desarrollan en los puestos de socorro y en las diversas dependencias de las colonias espirituales, especialmente en Nuestro Hogar.
Podríamos decir, en sentido metodológico y epistemológico, que en esta obra de André Luiz se pueden identificar varios niveles de conocimiento:

NIVEL DESCRIPTIVO– Comprende el aspecto meramente narrativo de todas las situaciones
experimentadas por André Luiz desde el momento de su desencarnación, su peregrinaje
por las regiones umbralinas, su rescate y traslado a la colonia espiritual Nuestro Hogar y su
integración gradual a las diversas actividades de esta comunidad del mundo espiritual. Este nivel incluye la descripción amena y detallada su topografía, así como de los objetos, aparatos, vehículos, edificaciones, vegetación, animales y personas de esta ciudad de transición espiritual.
Contiene todas aquellas indicaciones, explicaciones y enseñanzas de primera mano,
suministradas por asistentes y colaboradores, en la medida en que André Luiz fue
haciéndose conciente, apto y merecedor para recibirlas y comprenderlas.

NIVEL ORGANIZATIVO – Comprende la organización y administración, así como todas las
actividades, situaciones, finalidades, reglamentaciones y normas disciplinarias de esta ciudad espiritual, ya sea que fueron observadas directamente por André Luiz o que le
fueron informadas gradualmente por sus asistentes, amigos, familiares, colaboradores y mentores. Se refiere también a la estructura de la Colonia Nuestro Hogar en el sistema de Ministerios bajo la supervisión y coordinación central de la Gobernación.

NIVEL PERSONAL – Son todas aquellas informaciones que se pueden ir extrayendo de las palabras del autor y de los mentores espirituales sobre la personalidad, la formación académica y la vida de André Luiz como encarnado.
Veamos algunas frases que lo caracterizan como el médico de la Tierra:
«...había conocido las letras del Antiguo Testamento y muchas veces había ojeado el Evangelio...»
«...la filosofía del inmediatez me había absorbido...»
«...falsa noción de la dignidad personal...»
«...hombre apegado a la devoción de la familia...»
«Conocía apenas, la idea del infierno y del purgatorio a través de los sermones oídos en las ceremonias católico-romanas a que había asistido...»
«...mi casi total ignorancia de los principios espirituales...»
«...conquisté títulos universitarios sin grandes esfuerzos...»
«...el médico vanidoso de la Tierra...»
«Usted, fue médico en la Tierra, rodeado de todas las facilidades en el campo de los estudios. Nunca supo el precio de un libro, porque sus padres generosos, costeaban todos sus gastos. Luego, después de graduado, comenzó a recibir lucros compensadores, ni
siquiera tuvo las dificultades del médico pobre...»
«La extensa tarea que le fue confiada por los mayores de la Espiritualidad Superior fue reducida a simples tentativas de trabajo que no se consumó.»
«...como en otros tiempos, reuniendo en mí al amigo, al médico y al investigador.»
«...pero, en el fondo, siente falta de sus clientes, de su consultorio, del ambiente de servicio con que el Señor honró su personalidad en la Tierra.»
«No niego su capacidad como excelente fisiólogo...»
«...pero en los quince años en los que ejerció como médico, también proporcionó recetas gratuitas a mas de seis mil necesitados...»

NIVEL VIVENCIAL – Abarca todas las informaciones suministradas por el autor desencarnado
sobre sus percepciones, sensaciones, sentimientos, pensamientos, actitudes, reacciones, reflexiones, resoluciones, etc., que se van desenvolviendo en su intimidad, en la medida en que los acontecimientos y situaciones se van desarrollando a su alrededor.

NIVEL CIENTÍFICO – Encontramos en este libro un tipo de enseñanza de orden científico y tecnológico que excede frecuentemente el nivel de los conocimientos y de las ciencias del mundo material de hoy. Los investigadores de las más diversas ramas de la ciencia actual podrían encontrar en estas informaciones e instrucciones, un extenso y variado caudal de
conocimientos a ser investigados, a manera de ciencia de anticipación en beneficio del hombre de hoy y del mañana. Allí se encuentran novedosas informaciones sobre Electrónica,
Electromagnetismo, Física, Química, Biología, Fisiología, Patología, Neurología, Psicología,
Psiquiatría, Sociología y de otras ramas de la Medicina.

NIVEL ESPÍRITA– Un estudio más minucioso y profundo de esta obra nos va revelando gradualmente un tipo de enseñanzas espirituales, orientaciones, explicaciones y reflexiones
dadas a André Luiz, que se hallan en completa concordancia con los principios y fundamentos de la Doctrina Espírita y que complementan, amplían y desarrollan las enseñanzas de la Codificación. Estas instrucciones de alto nivel espiritual y moral las
comprendemos mejor a medida que vamos conociendo más la Doctrina Espírita y las aplicamos en nuestra vida personal, familiar y social.
Se puede afirmar que asimilamos y comprendemos mejor las enseñanzas contenidas en los libros de André Luiz, a medida en que vamos experimentando las más diversas situaciones y vivencias de la vida; a medida que maduramos y crecemos interiormente y en nuestra
intimidad se va produciendo una especie de desarrollo del sentido moral y de desenvolvimiento de la sensibilidad ante la vida. Es en ese momento cuando percibimos y
sentimos más claramente la sabiduría y superioridad de los Mentores que hablaron y orientaron a André Luiz.
Es cuando nos asombramos más ante la magnificencia de esta obra; que en las primeras lecturas nos parecía solamente una bella y amena narración de una serie de acontecimientos vivenciados por el autor desencarnado.
Es por ello que hoy podemos concluir que el libro Nuestro Hogar y toda la serie de libros de André Luiz sobre la vida en el mundo espiritual, constituyen una fuente inagotable de sabiduría espiritual y cada vez que los volvamos a leer y estudiar, sacaremos más provecho de sus maravillosas instrucciones.