Please insert ads from Admin CP

Autor Tema: Curas basicas de Feng Shui  (Leído 5070 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Lain*

  • Aprendiz
  • *****
  • Mensajes: 296
  • Imagine
Curas basicas de Feng Shui
« : marzo 16, 2011, 11:13:58 pm »
Existen una serie de herramientas básicas del feng-shui, llamadas a menudo curas de feng-shui, que permiten suavizar, estabilizar, activar y equilibrar el movimiento del chi en función de las formas de un espacio concreto, para que la energía que lo rodea sea lo más beneficiosa posible.


Hemos hablado acerca del movimiento del chi, concluyendo que cuando la energía circula en línea recta es demasiado rápida y agresiva para el ser humano, pudiendo generar enfermedades y desórdenes en distintas áreas de nuestras vidas.


También hemos visto que el chi se mueve en forma curva, en espiral y que al llegar a los ángulos o al encontrarse con giros bruscos, modifican su trayectoria ondulada, se forman zonas o puntos de fuerza peligrosa que pueden alterar el campo energético de cualquier ser que esté frente a estos, y que son llamados en el argot del feng-shui las flechas venenosas, flechas secretas o cuchillos afilados.


Se puede observar la formación de estas flechas en lo cotidiano; muestra de ello es una estructura, bastante común, de una oficina con varias mesas rectangulares formando dos hileras. Las esquinas de estas mesas están formando cuchillos afilados. Las esquinas de las mesas de la izquierda se dirigen de forma amenazadora a las que están a su derecha, debido a estas flechas las personas que trabajen en la hilera de la derecha estarán más incómodas y rendirán menos, que si estuvieran emplazadas en las mesas de la izquierda. Tras este ejemplo, se observará que los ambientes urbanos y los hogares están llenos de estas flechas.


En el feng-shui se utilizan las llamadas curas para neutralizar la formación de dichas flechas. También hemos hablado del chi negativo o sha chi que es portador de corrientes desfavorables. El sha chi se cuela por los desconchones, las grietas, las goteras, las puertas desajustadas, las oquedades, los hoyos, los socavones y las ventanas rotas; por los aparatos estropeados y objetos aportillados o descompuestos; se acumula y estanca en rincones y huecos muertos, en recovecos, recodos y ángulos agudos, así como en espacios muy desordenados y en los saturados de cosas.


En los seres vivos podemos ver la manifestación del sha chi o del chi negativo en la tensión, la irritabilidad y los estados de temor, malestar, nerviosismo o ansiedad, más o menos sutiles, que nos invaden de repente sin causa aparente. Permite que el chi fluya libremente en tu entorno, porque el chi que fluye armoniosamente es como un río que nos llena de salud, de amor y de prosperidad.


El sha chi o chi negativo se agrava con los malos olores y con la suciedad. Por ello, para evitar el sha chi los espacios deben estar limpios y ordenados. Es importante que arreglemos los aparatos que se estropeen, sin mediar mucho tiempo, que nos desprendamos o reparemos los objetos y el mobiliario rotos o deteriorados; así como tener un buen mantenimiento de las estructuras de la casa.


Para eliminar la acumulación del sha chi y prevenir su formación, es vital realizar una buena ventilación regular del lugar y hacer que la luz llegue, de algún modo, al menos una vez a la semana, a todos los rincones de la casa, si no fuera posible inundar algún espacio con la benéfica luz solar, utilice otras formas de iluminar como la luz eléctrica o la procedente de velas.


Para atraer el sheng chi o chi positivo, podemos utilizar cosas bellas, que nos hagan sentir sensaciones agradables, que nos alegren la vista, que nos despierte la creatividad, los sentimientos de amor y regocijo por la vida.