Please insert ads from Admin CP

Autor Tema: IMPRESIONES DE LA MENTE SUBJETIVA. Joseph Murphy  (Leído 531 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

moni18

  • BELLÍSIMA
  • Aprendiz
  • *****
  • Mensajes: 6058
  • ¡AQUIÉTATE! - y SABE - YO SOY-  Dios
IMPRESIONES DE LA MENTE SUBJETIVA. Joseph Murphy
« : mayo 25, 2017, 04:52:10 pm »
CAPITULO V: IMPRESIONES DE LA MENTE SUBJETIVA
Libro: "This is it" El Arte de la Demostración Metafísica
Autor: REVEREND JOSEPH MURPHY, Ph. D.
Traducción: Rosario DE LA CRUZ SALCEDO


Cuando hablamos de la mente, generalmente nos referimos a dos fases de una única mente: objetiva y subjetiva. En términos amplios y generales la diferencia entre las dos mentes del hombre puede expresarse de la siguiente manera. La mente objetiva razona, analiza, disecciona, divide y elige. Toma conocimiento del mundo objetivo por medio de los cinco sentidos físicos. Es la consecuencia de las necesidades físicas del hombre. Por otra parte, se puede decir que es su guía en su entorno material al que le da su atención. Su función más grande es la de razonar. No es creativa. "No puedo yo hacer nada por mí mismo." (Juan 5:30). De lo que se trata es "Es el Padre que mora en mí, él que hace las obras." (Juan 14:10).

La mente subjetiva del hombre es la que crea y da forma a todas las impresiones que se hacen de la sugestión o el sentimiento. Esta fase de la mente del hombre toma conocimiento de su entorno por medios independientes de los sentidos físicos. Percibe por la intuición. Es el almacén de la memoria y el asiento de las emociones.

 Es el Padre quien hace las obras. Ejecuta sus funciones más altas cuando los sentidos objetivos están en suspenso, como por ejemplo, durante la meditación. Ve sin usar los órganos naturales de visión. Puede dejar el cuerpo y tomar otro cuerpo y viajar a tierras lejanas.

En el sentido absoluto, la mente subjetiva del hombre, no tiene que viajar a ningún lugar pues el mundo entero está dentro de ella. "Quédense quietos y sepan que yo soy Dios." (Sal. 46:10). Dios no viaja, Él es omnipresente. La mente subjetiva tiene el poder de leer los pensamientos de los demás con el más mínimo detalle. Puede leer el contenido de cartas selladas y de libros guardados en una caja fuerte. Toda la sabiduría y el conocimiento están guardados dentro de ella, ya que es el Yo Superior del hombre o sea Dios.

A modo de aclaración diremos que la verdadera diferencia entre las dos mentes consiste en el hecho de que la "mente objetiva" no es más que la función del cerebro físico. Por otro lado, la "mente subjetiva" es una entidad distinta, pues posee poderes y funciones independientes. Tiene una organización mental propia, y es capaz de mantener una existencia independiente del cuerpo. En otras palabras, es el Alma. El punto más importante a tener en cuenta es que la mente subjetiva acepta todas las sugerencias que le son dadas, sin importar que tan bueno, malo o absurdo sea, y sin la menor vacilación o duda.

El hombre debe, por lo tanto, aprender a entretener solamente buenas ideas, sugestiones y estados de ánimo. Esto es imprescindible debido a que la mente subjetiva es susceptible al control de su mente objetiva, así como a las sugestiones que recibe de los demás. Es a través de la disciplina que se aprende a rechazar todas las sugerencias que están en desacuerdo con lo que él quiere oír. La mente subjetiva expresa los sentimientos impresos en ella. Esta es la ley de causa y efecto.

La causa es el estado de ánimo, y el efecto es la manifestación de ese estado de ánimo.

En el estado de sueño subjetivo nos encontramos con nuestros seres queridos y visitamos lugares a miles de millas de distancia. Esto es real, porque el hombre es un ser psicológico y no está limitado por el tiempo o espacio. Otras personas pueden decirnos cosas importantes en nuestros sueños. Tigres, leones y otros animales salvajes nos hablan en otros idiomas, y parece natural y lógico, mientras estamos soñando. Sin embargo, es cuando despertamos a este mundo de "fantasía" que creemos que nuestras experiencias oníricas son ilógicas o irreales. La vida en este plano es realmente un sueño y nada más que un sueño.

¿No es absurdo decir que el hombre está sufriendo? ¿Puede Dios sufrir; ¿Puede Dios crecer; ¿Puede Dios expandirse; ¿Puede Dios contraerse? Es la ilusión del crecimiento, la ilusión de los viajes, la ilusión del tiempo y la ilusión del sufrimiento o la muerte. Si tienes dolor de muelas, quien está sufriendo, ¿tú o el diente? Si estás hipnotizado, por ejemplo, y la sugestión es que "no hay dolor", de inmediato el dolor te deja. Al despertar no tienes sentido del dolor. ¿Dónde se fue? Fue sólo una idea, creencia u opinión aceptada por su consciencia. La contra- sugestión la quitó.
La gente habla sobre miles siendo asesinados. ¿Dios puede morir? ¿Puede el hombre morir? Dios no puede ser sacrificado; tampoco el hombre puede serlo. Dios como hombre regresará. Cuando nos despertemos, y ahora que hemos empezando a limpiar las legañas de nuestros ojos, vamos a llegar a ser verdaderamente uno con Dios, y derramar Su Luz, Amor y Belleza en todo el mundo.

Sólo podemos conjeturar sobre el lapso de tiempo que el proceso de despertar tomará. Por otro lado, si el tiempo no es, debe ser solo la ilusión del tiempo. Puede parecer que es un año o un día, u ochocientos años, pues para la conciencia mil años son como un día. Dios es el eterno ahora. Él es el Dios de los vivos y no de los muertos.

Vamos a razonar juntos. Si el mundo está dentro de ti, ¿dónde puede ir? El mundo que experimentarás en la vida- después de la vida, será la de tus creencias cristalizadas. Será un mundo de sueños habitado por tus prejuicios, ideas, opiniones y creencias sobre las personas y las cosas. Nuestras ideas y creencias son como individuos, ellos viven y existen tanto como los mantengamos en nuestra conciencia.

"¿Por qué buscáis a los vivos entre los muertos?" No hay muertos. Todos sus seres queridos, amigos más cercanos, todos los hombres, mujeres y niños que salen de este plano están muy vivos y funcionando cuatri- dimensionalmente. Ellos no pueden ser vistos por la mente tridimensional del hombre.

Este recuerdo, de quienes perdimos conserva la belleza del pensamiento, sin limitaciones. En otras palabras, nunca hay que lamentar o llorar a nuestros seres queridos. Por el contrario hay que “… cubrirlos de honor en lugar de polvo, de perfume de fiesta en lugar de penas, de traje festivo en lugar de abatimiento.” (Isaías 61:3)

Viviendo en las cualidades del amor, la bondad, la belleza interior y la nobleza de pensamiento que era de ellos, resucitamos estas cualidades dentro de nosotros mismos. Esto es lo que se entiende por orar por los muertos. Se trata de una "idea santa y provechosa orar por los muertos." Reconociendo la Unidad o Totalidad, nos damos cuenta que el ser querido que ha fallecido todavía está vivo y querido para nosotros. A través de la meditación ocasional en el hecho de que quienes partieron están viviendo en un estado de paz, belleza y amor, cambiamos las pesadillas que puedan estar experimentando (debido a las impresiones subjetivas que se llevaron consigo) a experiencias amorosas.

Los hacemos todo "santos" por nuestra oración, la que es una oración científica. Esto es lo que se entiende al dar el aceite de gozo en lugar de luto. En lugar de sentir que están muertos y se han ido, que su tumba está donde el cuerpo está, déjanos, en nuestro estado de ánimo interior, verlos morar en un estado de indescriptible belleza; Entonces realmente les damos " belleza en lugar de ceniza." Bajo ninguna circunstancia debemos vivir en el estado de ánimo o sentimiento de carencia, limitación o arrepentimiento.

.
¡AQUIÉTATE! - y SABE - YO SOY-  Dios.