Please insert ads from Admin CP

Autor Tema: ]Fragmento tomado del libro “Abd-Allah - Maestro - Sanador”  (Leído 334 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

moni18

  • BELLÍSIMA
  • Aprendiz
  • *****
  • Mensajes: 6370
  • ¡AQUIÉTATE! - y SABE - YO SOY-  Dios
Fragmento tomado del libro “Abd-Allah - Maestro - Sanador” (Abdullah: mentor de Neville y Joseph Murphy.
Traducción: Rosario De La Cruz


TRATAMIENTO


Era un hermoso despliegue de color ver a los hombres congregarse para la charla vespertina de Abd Allah. Venían de todas partes de la ciudad, cada uno con una hermosa alfombra sobre la cual arrodillarse o sentarse, con sus largos y sueltos trajes y sus turbantes formaban una atractiva y particular imagen, que se contraponía con el gris sombrío de las paredes.

En ese momento, la cálida y dulce voz de Jethro se escuchaba cantando, mientras tocaba su arpa. "Invoca al Señor y él te responderá". A medida que la música se apagó un silencio cayó sobre la concurrencia mientras Abdallah ocupó su lugar delante de ellos. "Mis amigos", comenzó, "Voy a hablar con ustedes esta noche sobre el tema del tratamiento. Es un tema vital del que hablar pues es la aplicación práctica de la oración, y es algo que nos concierne mucho a todos.
Existen muchas clases de tratamientos, como hay diversos tipos de oraciones.

Algunos, tratamientos suplicantes, algunos tratamientos desafiantes, otros "He hecho mi parte ahora has tus tratamientos" y finalmente la aplicación práctica de la Palabra que cura al instante. Después de que un niño ha aprendido a leer, no hay necesidad de hacerle recitar el alfabeto cada vez que empieza a leer para asegurarse de que no ha olvidado nada. Ha avanzado desde letras individuales a grupos de letras y de grupos de letras a grupos de palabras, frases, y de frases a oraciones completas, y esto mismo es verdad en Tratamiento. Así como el hombre avanza en el conocimiento de lo que el tratamiento es, deja de dar vueltas y vueltas para llegar; toma un atajo y llega al centro en el primer intento.

La manera de comenzar un tratamiento es mediante la negación. Un rápido y agudo rechazo de la mentira, como si por un movimiento de la mano se borrase la existencia de un error en la pizarra o se limpiase el polvo de una silla. Esta negación no debería ser forzada o difícil. Debe ser con autoridad y además, sin la aceptación de la condición como una realidad. No hay nada con que o con quien luchar, pues todo es armonía y paz. Después de que se ha realizado una rápida negación, el siguiente paso es respaldar esta negación a través de una apropiada afirmación a la condición.

Es bueno disciplinar el pensamiento y entrenar la mente para que, de esta forma se evoque el antídoto directo para el error. En materia médica ciertas cosas son usadas para curar otras y un médico prudente las tendrá siempre bajo la manga. Lo mismo es cierto para superar, hay ciertas declaraciones que cuando son entendidas y aplicadas correctamente, actuarán de forma rápida y se obtendrán resultados.

No quiero dar a entender que hay que detenerse y buscar una cosa o pensamiento en particular que el contrarrestará el problema. Se debe entrenar los pensamientos en tiempos de paz y equilibrio para que cuando la tormenta llegue se esté preparado para cualquier tipo de emergencia.

¿Sabías que dentro de los “rollos sagrados” existe algo que cura cada error de la carne y lo puedes encontrar y utilizar? Puedes catalogar estas cosas a medida que las estudies y te las apropies, de modo que cuando los malos tiempos vengan podrás defenderte.

A modo de ejemplo vamos a tomar un caso de prueba. Supongamos que un hombre fuera a caer y se torciese sus piernas. ¿Qué afirmación habría que hacer después de la negación de Ningún accidente es posible para el hombre de Dios?

"Ellos te llevarán en sus brazos, para que en piedra no tropiece tu pie."

¿Puedes pensar en un tratamiento más completo que eso? ¿Hay algo que no está cubierto, pero totalmente cubierto con esto? Si esta declaración es aplicada lo suficientemente rápido con el entendimiento apropiado es mucho más apto para llevar a cabo una manifestación instantánea que la que tenía la persona comenzado con la declaración, Dios es bueno, bueno es Dios, Dios es todo, todo es Dios, etc., etc..., hasta que llegó al lugar en que pudiera decir que nada malo puede venir de Dios. Sabemos que cosas maravillosas se han hecho por este método ( gateo) de razonamiento, pero ahora no somos bebés en pensamiento. Hemos crecido y hemos salido de en medio de ellos, y que ahora están a punto de entrar en nuestra autoridad y dominio cuando la palabra es "porque dijo, y fue hecho"

Cuando tratas, entras en el lugar secreto y ahí encontrarás "El padre dentro. "Te unes con él y pronuncias la palabra de sanidad a cualquier condición de mal o equivocación. No tengas miedo de decir vendré y te sanaré. "Es necesario no sentir ningún temor como quién hace el trabajo. Jesús usó este tipo de expresiones libremente y nos dijo que sigamos el ejemplo que nos dio a nosotros.

Cuando eres llamado para ayudar, es porque su luz ha estado brillando lo suficientemente fuerte como para causar impresión en el peregrino que está buscando ayuda. Entonces no niegues a nadie esta ayuda. Cuando alguien te busque, porque quieren tu ayuda, no alguien a quien puedas enviarlos, y otra cosa es que puedan recibir la ayuda que están buscando en ti. Ellos en su forma limitada han sido guiados al lugar donde la ayuda descansa y si eres tú, no se la niegues, de lo contrario "si me niegas también te negaré" Recuerda que en el servicio a quienes más necesitan también me has servido a MÍ.
¡AQUIÉTATE! - y SABE - YO SOY-  Dios.