Please insert ads from Admin CP

Autor Tema: Esaú y Jacob. Neville.  (Leído 219 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

moni18

  • BELLÍSIMA
  • Aprendiz
  • *****
  • Mensajes: 6058
  • ¡AQUIÉTATE! - y SABE - YO SOY-  Dios
Esaú y Jacob. Neville.
« : noviembre 16, 2017, 05:59:31 pm »
ESAU Y JACOB
Neville GODDARD 13-11-1959
Traducción: Rosario DE LA CRUZ SALCEDO


Como te prometí el martes pasado, ahora quiero darte mi técnica personal, la que uso, cuando rezo por mí o por otros, pero para el beneficio de los que están aquí por primera vez, quiero decirles que aquí creemos que la Imaginación crea la Realidad.

Y porque sólo Dios crea la Realidad, tu Imaginación y mi Imaginación son una con el Poder Supremo que los hombres llaman Dios. Con el fin de hablarte sobre mi técnica debo regresar atrás para poder darte las razones. Volveré a mis experiencias personales y las uniré con la Biblia.

El libro del Génesis, capítulo 25, habla sobre el nacimiento de un niño, el hijo de Isaac y Rebeca. Rebeca, deseando concebir después de veinte años de esterilidad, oró al Señor y el Señor respondió a su oración, y ella sintió esta extraña lucha en su interior y se preguntó por qué, y el Señor dijo: "Dos naciones están en tu vientre, y dos pueblos nacidos de ti, serán divididos; El uno será más fuerte que el otro; El mayor servirá al más joven ".

Y entonces, al momento del parto, salió primero un ser velludo y pelirrojo, y luego vino otro cuya mano sostenía el talón del primero y era de piel lisa y sin pelo. El primero fue llamado Esaú y el segundo llamado Jacob. Ahora bien, la historia dice, si la recuerdas, que Jacob tomó el derecho de primogenitura de Esaú y luego tomó su bendición, y Esaú le dijo a su padre, Isaac: "¿No tienes ninguna bendición para mí?",

“Tendrás que pelear para vivir, y serás esclavo de tu hermano. Pero cuando estés listo, te separarás de su control."

Esa fue la única bendición que pudo darle a su hijo primogénito, porque lo había dado todo a Jacob, que significa "el suplantador". No tiene sentido si lo tomas literalmente. No tiene nada que ver con personas llamadas Rebeca, Esaú o Jacob. Es dentro de ti que todo este drama se lleva a cabo.

Yo tenía siete años cuando me sucedió, me encontré en un océano tormentoso e infinito. Yo era el océano, y sin embargo yo era Neville. Parecía indiferente a lo que le hizo a Neville y lo arrojó como una ola; Neville estaba aterrorizado. Al océano no le importaba, pero yo, Neville, era también el océano. Esto ocurría una vez al mes desde mi séptimo a duodécimo año, y yo podía decir por la extraña sensación de expectación que sentía durante el día, cuando iba a suceder.

Temía ir a dormir pues cuando comenzaba a quedarme dormido, entonces me convertía en uno con esta inmensidad, y era todo este gran océano, entonces se produjo una separación entre el océano y su ola, pero yo seguía siendo el océano.
Mes tras mes esta división tuvo lugar hasta mi duodécimo año. Luego desapareció. Cuando tenía veintiún años, regreso, pero de una forma diferente. Una noche mientras estaba en meditación, leyendo un libro sobre la vida de Buda (La Luz de Asia), entre en un trance involuntario. Cuando desperté, el sol ya había salido y yo no me había movido por diez horas, pero durante ese intervalo me convertí en infinita luz líquida. Yo no estaba entonces dividido; No había nada más que luz. Yo era la única realidad y yo era la luz infinita. Esa fue la segunda experiencia.

Luego vinieron otras experiencias más, de un estado secundario de esta división.

Me proyectaba con cierta intensidad fuera de mi cuerpo. Me di cuenta por primera vez de esta división y que era más, que sólo este ser de carne y hueso. Estaba fuera, y esta Realidad estaba en la habitación mirando este cuerpo en la cama.

 Entonces deseé volver al cuerpo, integrándome como una unidad, y hacerlo conscientemente. Lo hice, y luego, con intención consciente y deliberada, intensifiqué este poder y me sentí moviéndome otra vez. Deseé bajar a la habitación, e hice una especie de lazo. Una formación de nubes estaba sobre mi cabeza, y veía todo en detalle.

Podía ver a través de los agujeros en la nube, la cara que veo todos los días en el espejo, mi cara. Intenté atravesar la pared y no pude, y luego di un gran salto en la pared y volví a meterme en el cuerpo. El hombre piensa que cuando se mira en un espejo y se ve reflejado, eso es todo lo que es. No es así en absoluto. El hombre que aparece desde el vientre es esta imagen de su mellizo que viene al mundo. Cada niño que viene de mujer es Esaú.

Puedes ser bastante lampiño según los estándares normales, pero tú sigues siendo Esaú. Él cambia su nombre de Esaú a Edom, que significa "enrojecimiento" o "sangre roja". Este ser siempre viene primero al mundo, y después de él viene uno a suplantarlo y es Jacob. No ves a Jacob. Está escondido. Así que se dijo que no tenía pelo. Vivía en una tienda. Esa tienda era Esaú. Luego viene la separación, porque Dios y sólo Dios trae esa separación y Dios es ese océano infinito que tomará a este ser y lo lanzará una y otra vez para provocar esta separación. Hay algo en el hombre que provoca esta separación y separa a Jacob de Esaú. ¿No tienes ninguna bendición para mí, padre? Me pediste que te trajera un venado y ahora descubro que mi hermano te ha engañado. Con seguridad él es bien llamado "el suplantador".

“Él tomó mi derecho de primogenitura y luego mi bendición, pero seguramente, Padre, dejaste una bendición para mí." 

Y es esta: "Vivirás por la espada; Servirás a tu hermano, pero cuando estés listo, te separarás de su control."

Hay algo en este cuerpo que puede desprenderse de este poder que manda, y luego muere. Eso es todo lo que Esaú puede hacer. Así que esta prenda, el cuerpo, está bajo el mando de obedecer a Jacob. Jacob es todo imaginación. Hay un ser en el hombre que divide esta vestimenta que se mueve por compulsión, y cuando se rompe, no hay Esaú.

Isaías 49: "Y ahora dice el Señor, que desde el seno materno me formó para que fuera yo su siervo, para hacer que Jacob se vuelva a él.” Todo lo que Él quiere es a Jacob. Él quiere despertar en cada ser un Centro de Imaginación y ese Centro se llama Jacob, el pequeño. "¿Cómo se pondrá de pie si es tan pequeño?" Lo asusto, pero lo hago para darle vida, y hacer de él un centro que puede crear. En los últimos evangelios se llama Jesús, el Ser Supremo que gobierna al mundo.

Ahora, de estas experiencias vi la Biblia de manera diferente. La volvería a leer y siempre la vería de manera diferente. He tenido sólo una golpiza en mi vida y me fue dada por un hombre que voló su cerebro seis meses más tarde. Me preguntó por un pasaje de la Biblia. "¿Qué dice?" Le dije: "Toma tu camilla y anda." Él dijo: "¡Tráeme el libro! Yo dije: "Mi hermano lo tiene". Éramos nueve, y no teníamos nueve Biblias; Mi hermano Cecil lo tenía y no pude llevarla. Este maestro sacó un bastón, una cosa larga y flexible, tuve que flexionarme en un banco y simplemente me golpeó hasta cansarse. Luego se detuvo, y yo estaba sangrando. Seis meses después se suicidó. Todo fue debido a ese pasaje en la Biblia, que él me golpeó.

Pero tal vez eso formaba parte del patrón cuando cité mal, según su estándar, porque su versión decía: "toma tu lecho", y la mía "camilla". Pero ambas palabras sólo significan en lo que uno estaba descansando. Era sólo una parte del patrón, por lo que yo estaba siendo arrojado por ese océano. Pero no parecía importarle lo que arrojaba. Sin embargo, aun así, aunque estaba asustado, sabía que no podía dejar de ser, y por eso formaba parte de un plan para separarlo para que pudiera convertirse en un Centro de creación. Entonces vi la Biblia de manera diferente.

¿Cuál es la técnica? A mis 21 años, cuando meditaba, me identificaba con la dicha que contemplaba como un mar de luz dorada líquida. Entonces lo entendí. ¡Absorción! Ese era el secreto. Si me identificaba completamente con un estado, y lo nombraba, en la medida en que me absorbía, funcionaba. ¿Qué fue absorbido? No la prenda, Esaú. Fue Jacob, que es todo imaginación. Jacob tuvo que ser separado de Esaú. 

"Dos naciones están en tu vientre, y dos pueblos, nacidos de ti, serán divididos; El uno será más fuerte que el otro; El anciano servirá al joven."

Descubrí que la cosa dividida desde esta que lavé y alimenté, era mi Imaginación. Y entonces descubrí que podía poner mi Imaginación en cualquier lugar del espacio. La puse en mi propio sobrino, y cuando mi hermana miró a su hijo, que estaba a punto de salir, no vio su cara, sino la mía. Pues yo eche a Esaú y me convertí en Jacob, y me convertí en Billie, y decidido a ser visto por mi hermana, y mi hermana vio, no su hijo acostado sobre la cama, sino a su hermano Neville. Esa noche me escribió que había visto mi cara y no la de Billie. 

Cuando quería ir a Barbados y no tenía ni un centavo, en mi imaginación, dormía en Barbados y veía el mundo desde Barbados, y fui allí por los esfuerzos de mi familia, quienes pensaban que ellos habían iniciado mi viaje. Cuando me identifiqué con un estado, otros respondieron. Se movieron como autómatas. Y luego me pregunté si debía hacerlo, y regresé a ese pasaje en Génesis: "Servirás a tu hermano". Y a cada hombre en el mundo deberás servir. Y luego te sientes bien al respecto.

Esta persona estaba imaginando y cada ser en el mundo lo está sirviendo. No tienes que pedirle a nadie en el mundo que te ayude, no importa lo que digan.
Esaú sólo puede vivir mientras tengas tu yugo sobre su espalda; Y cuando él rompe el yugo de su espalda, Esaú muere. Sin embargo, él se perpetúa constantemente antes de morir, para que Jacob ponga su yugo en otra espalda. Y Jacob es llamado en el Nuevo Testamento, Jesucristo.

He aquí un ejercicio que he encontrado muy útil. En casa, donde sé cómo es cada parte de cada habitación, me siento en una silla frente a una pared, y con los ojos cerrados, "miro" delante mío y no veo la pared que está delante de mí, sino la que está detrás mío. Veo esa pared en el ojo de mi mente y ahora está delante de mí.
 Entonces la habitación se ha invertido, o me he invertido yo. A lo largo de toda la Biblia existe este tono de reversibilidad. Lo descubrí mientras leía lo que esto significa. Así que veo lo que hay detrás de mí como si estuviera delante de mí.
He aquí otro ejercicio. Me sentaba físicamente en mi sala de estar en la ciudad de Nueva York y asumía que en realidad estaba de pie en la calle frente a mi edificio, y de pie en la calle, vería detalles de la marquesina del edificio. Físicamente estaba en mi sala de estar en el piso16, pero en mi imaginación estaba en la calle y lo estaba viendo. Entonces, todavía en mi Imaginación, volvía a entrar en el edificio, subía las escaleras y me sentaba donde estaba Esaú. Y la siguiente vez, realmente salí y llevé a Esaú, cuando llegué a la calle y miré la marquesina, vi en ella lo que no había notado la última vez que la miré físicamente.

Afortunadamente para mí cuando esto comenzó a aparecer yo tenía siete años, y no había psicoanalistas en la pequeña isla de Barbados, y si los hubiese habido, mi padre no hubiese podido pagarlos. Ellos no hubiesen sabido lo que me estaba pasando. Afortunadamente para el trabajo que debía hacer, nací allí en esta pequeña isla que no tenía importancia en el mundo, ¡y sin psicoanalistas!

Así que nadie podía perturbar lo que mi Padre estaba haciendo para lograr esta separación. Se prolongó durante cinco años, desde que tenía siete hasta que cumplí doce, y luego fui dividido, pero no saqué a ese ser hasta que cumplí veintiún años y lo vi de otra manera. No éramos dos, yo era "El", y yo podía decir "Yo y mi Padre ...", pero al principio sólo podía llamarlo un océano tempestuoso.

Yo era "Eso" y yo era también Neville. Cuando cumplí veintiún años lo vi y me absorbí en él, o bien no había Neville.

Ha llegado esta separación en diferentes niveles para mostrar cómo puedes orar. Puedes ser cualquier cosa en este mundo.

Puedo tomar un pedazo de madera, una flor, o un animal y trataría de sentirme como eso, y finalmente sentiría lo que sería ser un vaso de agua, pues todo emana de la Imaginación Divina, y yo soy "eso", entonces yo soy todo. No hay nada más que Imaginación Divina, y "Eso" y la Imaginación humana son uno.

Volvamos ahora a la parte práctica en dólares y centavos.

Un buen amigo mío aquí, recibió una carta de otro amigo que es catedrático y a quien admiro mucho, pero los profesores son muy pedantes. Están tan llenos de conocimientos e información ya obsoletos a la vista de los hallazgos actuales, que en realidad están, digamos, ¡llenos de ignorancia!

El hombre se está desarrollando tan rápidamente que tú estás aprendiendo de los libros que son conocidos como inexactos y equivocados. Tomas libros no revisados ??y llenas tu memoria y obtienes tu título en una universidad. Este profesor (¿Raynor Johnson?) le escribió a mi amigo con respecto al título de mi libro, Tu Fe es tu fortuna.

Él escribió, "¿Usted quiere que comente? Supongo que tomó la declaración "Tu rostro es tu fortuna" y cambió una única palabra. "Él no leyó el libro, pero el Libro de Proverbios nos dice:

"El que responde antes de escuchar, cosecha necedad y vergüenza"

¿Te atreviste a responder antes de escuchar la pregunta? Y, sin embargo, no sólo eres profesor, sino también el maestro de una Universidad. Este profesor viene a nuestro país y yo te recomiendo que vayas a escucharlo. Él desaprueba por completo las palabras "Fe" y "Fortuna", pero su motivo para venir aquí es el de regresar a su país ¡con dinero! No hay otra razón para su llegada, pues el viene de un departamento en el que se usan libros ya obsoletos, ¿qué es lo que puede ofrecernos? Así que le dije a mi amigo: "Él tiene, como tantas personas sabias, talentos mecánicos, y cualquiera puede tomar del trabajo inspirado de los místicos y escribir muchos libros y hacer dinero de esta manera." Él viene aquí sólo para ganar algo de dinero.

Pero no hablo sobre un libro, sino sobre el libro - la Biblia.

Pasé por todas estas experiencias y sé que el secreto es la identificación con el ideal, sin importar lo que sea. Si quieres dinero, ¿qué hay de malo en eso? ¡Este que viene aquí no rechazará el cheque cuando se lo ofrezcan! ¿Quién engaña a quién en este mundo?

Pero se te dice: "Gracias, Padre, que has ocultado estas cosas a los sabios y piadosos y las has revelado a los niños". Así que mantente en compañía de los niños y evita a los llamados hombres sabios y santos. Cuando esta división tiene lugar en ti, eso es Dios, y tú no necesitas la ayuda de nadie.

Pues todo vino hacia Jacob, y sólo la espada le fue dada a Esaú. Así que este Esaú (el cuerpo) toma alimento en su estómago y debe ser transformado en hueso y sangre. Es un proceso tormentoso. Y en el mismo momento en que se desprende del yugo que Jacob le puso en la espalda, Esaú ha muerto. No importa, pues tú eres el inmortal Jacob y no puedes dejar de serlo. No permitas que alguien te diga que el dinero o cualquier otra cosa es mala si Jacob quiere ejercer su talento para eso. Cada Esaú tiene que servir a Jacob. Si tú encuentras a Jacob y vives en ese estado y te dejas absorber completamente por él, todos los Esaú tienen que servirte para cumplir ese estado, y ningún poder en el mundo puede detenerlo.

Léelo detenidamente. “Vivirás por tu espada y servirás a tu hermano”

Las mujeres con quienes Esaú se casó eran de Canaán, y esta palabra significa "aquello que humillaría", pero ¿Con quién se casó Jacob? Con las hijas de Labán, el ideal del mundo. Las "prendas" se casan con cananeos. Si mi viejo maestro, Abdulá, estuviera aquí, te aterrorizaría. Él solía decir: "Si alguien se pone delante tuyo, y crees que es tan importante, quítalo y déjalo llevar a cabo las funciones normales de la vida y le habrás dado la espalda". Jacob ordena al mundo y Jacob es la Imaginación. Nadie ha visto nunca a Jacob porque es como su Padre, completamente invisible, y entonces llegas al punto en que descubres tu propia invisibilidad. J.W. Dunne, cuyos libros son conocidos por ti, pregunta:
"¿Cómo puedes ver algo que no tiene bordes?” 

Él le pregunto al ángel que se le apareció "¿Por qué no pueden ver la sombra que Dios está echando sobre el mundo?" Y el ángel le respondió: "Porque no tiene bordes". Él pensó que eso era correcto, pues es imposible ver un "esto" sin un "esto no" para hacer la comparación. Pero eso no es cierto, porque cuando el hombre descubre a Jacob, él no tiene bordes, pero es más real que todos los Esaú del mundo. Él es todo y todas las cosas en todo momento.

He aquí una declaración hecha por Aldous Huxley sobre D. H. Lawrence. “Era un hombre extraño, pero parecía saber de qué estaba hablando. Sabía lo que era ser una vaca o una margarita. Conocía las emociones de su vaca favorita, y sabía lo que era ser una margarita. ¡Él sabía lo que era ser la luna!" Huxley no entendió; Tenía talentos mecánicos y podía describir estas cosas como le fueron descritas por D. H. Lawrence.

Algo está sucediendo en ti y Dios lo está haciendo, pues la profundidad de tu ser es Dios, y cuando esto se hace, Jacob se separa de Esaú. Todo le es dado a Jacob, y "el cetro nunca caerá de su mano".

Así que te he dado mi técnica de oración. No asumo la responsabilidad por crear cualquier cosa. Entonces, después de haberme identificado con el estado que deseo, dejo que sea así. Puede tomar un día, una semana o un mes, y a veces nunca oigo hablar de ello, pero sé que debe hacerse realidad, pues mi palabra no puede volver a mí vacía. Veo lo que quiero ver, y luego dejo que sea verdad. No levanto un dedo para hacerlo verdad, pues ¿cómo puedo discutirlo cuando ya lo es? Siempre que te has imaginado a ti mismo como quieres ser y has sentido la emoción de ello, esa es la orden de Jacob y el ser exterior tiene que moverse por todos estos estados para cumplirlo.

Las más grandes visiones del mundo están en la Biblia. Permite que este o aquél justifique sus pequeños comentarios sobre las palabras "Fe" o "Fortuna". El acto de fe es el poder de Dios que trabaja en el hombre para justificar el camino del hombre necesitado.

Entonces, me siento en mi silla y veo ante mí lo que no está físicamente delante de mí, y luego he girado. Esta prenda exterior, Neville, se sometió a todas las etapas desde los siete a los veintiuno, y luego vino este cumplimiento, 21 de julio de este año (el nacimiento del Bebé fuera de mi propio ser) y vi la completa separación de ese pequeño llamado Jesucristo, de aquello que es Esaú. De Esaú vino Jacob, y de María vino Jesucristo, y ambos proceden de una separación o de un desgarramiento. No tiene nada que ver con el dogma.

¿Quieres que sea? Bueno, lo nombras, identifícate con él; absorbe tu ser completamente con ello. El hombre externo no puede hacerlo, porque el hombre interno lo ha hecho, pues él ha ordenado que "tú servirás a tu hermano".

Esta vestimenta de carne viene primero y luego viene la que no puedes ver, y eso es Jacob. Así que no importa quién seas, este es el plan de Dios para despertar a los hijos. Este mundo exterior parece venir primero, pero viene a despertar a Dios que lo creó. Cuando Él se individualiza a sí mismo, lo que más quiere es a Jacob.
Todo el mundo físico se ha completado, y se nos dice que ahora se está derritiendo en radiación, y entonces cuando el yugo es tomado de la espalda de Esaú, está muerto. Que nadie te diga que eres un pequeño gusano. Ustedes están aquí porque ese hijo de Dios existe para ser separado de la forma externa por la cual eres reconocido cuando caminas por la calle. Ejerce este poder para todos en el mundo y no sólo les desees el bien, también identifícate con tu deseo para ellos. Entonces está hecho, y no necesitas levantar un dedo para hacer que así sea, simplemente lo dejas ser.

Ellos se ajustarán a lo que has hecho. No importa quiénes son, si son personas sencillas o si tienen grados: estos grados son dados por Esaú a Esaú, y tú sólo estás interesado en Jacob.

Isaías 49: "El que me formó desde el vientre para ser su siervo y traer a Jacob a él de nuevo". Allí en la Biblia lo leerás. ¿Cómo puedes encontrarlo? Él es tan pequeño. ¿Cómo puede estar Jacob? Él se pondrá de pie muy bien. Sé lo pequeño que es, pues el océano infinito me arrojó sobre su espalda y sé que no le importó.
 Lo estaba haciendo con un propósito; Me arrojó por todo su infinito. Tenía miedo de ir a dormir cuando sentía la llegada de estas noches, y luego, cuando cerraba los ojos, esta separación tenía lugar. Él me estaba sacando de Él mismo. Ese era el gran océano de la vida. Cuando entiendas esto, sabrás lo que significa el Diluvio y el verdadero significado de la historia del Arca.

Así que esta noche si pudiera darte mi técnica en esencia, sería ésta: me siento en una silla; No me acuesto porque esa posición se asocia con el sueño. Me siento en una silla y me imagino y me absorbo e identifico con lo que otro me pide como si esto ya se hubiera realizado. Para mí es entonces real y están delante de mí y me están contando las emocionantes noticias de haber realizado su sueño. Si físicamente estuviesen llorando, esto no haría ninguna diferencia, porque es sólo Esaú y sé que debe pasar por algo para traer a Jacob; No estoy interesado. Esaú debe servir a Jacob. Si me llaman al día siguiente y me cuentan la historia más horrible no importa, pues empezaron cuando Jacob dio la orden, y todas las bendiciones del universo fueron dadas a Jacob y todo el mundo tiene que servirle.

 Si me llaman y me dicen que han sido despedidos, yo digo: "¡Bien!" pues cuando fueron despedidos, se convirtieron en el cumplimiento de lo que yo había oído para ellos, y ellos encontrarán que era el punto de inflexión para llevarlos a lo que deseaban. Después pueden olvidar cómo sucedió, pero tú, no olvides que fue Jacob quien dio la orden.

Ahora llámalo por un nombre nuevo y llámalo Cristo Jesús. Lee la genealogía y verás: Esaú vino primero, luego Jacob; Juan vino primero y después Jesús. Ambos vinieron de una manera milagrosa. La esposa de Isaac fue estéril durante veinte años, y entonces él oró. Jesús nació de una virgen; No tiene nada que ver con un hombre o una mujer. Yo soy todos los personajes de la Biblia y ello sólo son actividades imaginarias, y esta era una actividad imaginaria que podía sacar de sí todo lo que deseaba.

Todo el que viene de abajo (por nacimiento físico) tiene que venir primero, y eso es Esaú, y será desgarrado para que se separe y entonces nazca el Niño, y entonces no hay límite a la translucidez o expansión del hijo de Dios.

Entremos en el silencio.

PREGUNTA: ¿Podrías explicar más acerca de ver otra parte de la habitación?
RESPUESTA: Practica la doble localización. Este es el desgarro de Jacob de Esaú.

Siéntate en una habitación de tu casa y ve otra habitación, y ve lo que verías si estuvieses físicamente allí, y te desgarras. No camines completamente integrado, como un ser que es sólo una vestidura de carne: ese es Esaú. Porque el hombre es todo Imaginación y siempre está donde está en su Imaginación.

Si deseas seguridad, que nadie te diga que no es espiritual. Los que dicen que no es espiritual son los primeros que te pedirán ayuda. Que nadie te diga que no debes tener lo que quieres en este mundo. Es tuyo si sabes quién es Jacob y quién es Esaú. Estate listo para atravesar cualquier situación. Esaú tiene que pasar por ello; Esaú es el esclavo de su hermano. Jacob es el amo. Cuando te liberas de su yugo que tienes sobre tu cuello, estás muerto. No te avergüences de lo que pierdes. Lo mejor que puedes perder es falso orgullo. Puede que tengas que pasar por fuego para perder el orgullo falso, porque es la orden de Jacob.


PREGUNTA: ¿Cómo ves esta luz dorada?
RESPUESTA: Me siento en silencio y vuelvo mis ojos hacia adentro como si estuviera buscando en mi cráneo. En un momento empieza a brillar una luz dorada. La luz comienza a aparecer y se ve como una luz líquida de oro y viene ante mis ojos y luego sale en círculo tras círculo, como anillos de humo, y estos aumentan en velocidad y luego se convierten en un embudo con el extremo grande en mi cara.

Este es otro ejercicio que también practico: tomo una mesa o una alfombra. No la miro, sino centro mi atención más allá de ella, y hago esto con mis ojos parcialmente abiertos; Trato de mirar por debajo de su superficie.

Repentinamente, todo se volverá vivo. No hay nada muerto en este mundo. Esta alfombra a la que estas mirando, parece inanimada, sin embargo, de repente en sus profundidades aparecerán personas. No tengas miedo y entrarás ahí. Tú, el verdadero tú, no está contenido dentro de los límites espaciales de este cuerpo, que es sólo Esaú. Eres un ser inmortal y puedes caminar a través del sólido aparente.

Si deseas confirmación de esta técnica, lee la vida de Da Vinci. Dijo que así es como logró hacer todas sus pinturas. Fue el primero en darnos el modelo del avión. Antes de que los hermanos Wright lo pensaran, él lo dibujó. Dijo que cuando quería pintar revisaba una pared moteada y entonces toda esta gente salía, vestidos en trajes, y no eran modelos pagados.

Toma una pared de tu casa, o mira las piedras de la chimenea: se volverán tan familiares, y entonces la pared cambiará de apariencia. Cambia con tu estado de ánimo. A menudo es una niña; luego vuelve a cambiar y es algo completamente diferente. Tus sentidos comienzan a expandirse, porque hay algo inmortal en cada niño nacido de mujer. Yo personalmente no tengo experiencia para confirmar la reencarnación como se enseña comúnmente, pero sí tengo muchas experiencias concernientes a mundos dentro de mundos.

No puedo decirte si la concepción popular de la reencarnación es verdadera o falsa. Sé quién siempre he sido, y sé que me enviaron, y ese mundo del cual fui enviado es real para mí, sin embargo tuve que pasar por lo que este mundo llama nacimiento, pero no lo llamo reencarnación. Ese es el despertar de los hijos de Dios y sólo hay uno y es Jacob o Jesucristo. El ser inmortal en ti, nunca ha sido empañado; No puedes empañar a Jacob. Esaú tiene que pasar por todas estas cosas, y luchar todo el camino.

Nosotros pensamos que debe haber alguna redención para Esaú, pero es Jacob quien ha recibido el control total del todo. Nosotros vestimos y alimentamos, e incluso aseguramos, a Esaú.

Lee cuidadosamente en la nueva traducción, la edición de Nelson. Lo ponen como un poema, y se destaca como una gema:

"Dos naciones están en tu vientre, y dos pueblos, nacidos de ti, serán divididos; El uno será más fuerte que el otro; El mayor servirá al joven."

Yo tenía siete años antes de saber acerca de Jacob, a Jacob no le gustaba ser molestado por su padre. Y cuando tenía veintiuno aprendí que no era más que una luz líquida dorada.
¡AQUIÉTATE! - y SABE - YO SOY-  Dios.