Please insert ads from Admin CP

Autor Tema: Los cuatro poderosos. Neville  (Leído 236 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

moni18

  • BELLÍSIMA
  • Aprendiz
  • *****
  • Mensajes: 6367
  • ¡AQUIÉTATE! - y SABE - YO SOY-  Dios
Los cuatro poderosos. Neville
« : octubre 13, 2017, 02:07:59 pm »
LOS CUATRO PODEROSOS
 (Neville - 17 de junio de 1956)




El tema de esta mañana es "Los Cuatro Poderosos". La historia de la humanidad es poco más que una larga lucha con este enigma infinito – el enigma de los Cuatro Poderosos. Cuando a Orígenes, uno de los primeros padres de la iglesia, se le preguntó por qué hay cuatro Evangelios y no solamente uno, él respondió y dijo, porque hay cuatro cuartos en los Cielos, norte, sur, este y oeste y, por lo tanto, cuatro cuartos en el alma humana. La Biblia habla de este enigma, el cual citaremos del Libro de Proverbios, y te contaré las promesas hechas a la persona y a la nación que puedan responder o desentrañar el enigma.

Está velado a través del Génesis hasta el Libro del Apocalipsis; los cuatro ríos, los cuatro jinetes, las cuatro criaturas alrededor del trono de Dios, los cuatro hombres sueltos y caminando en el fuego, y la forma del cuarto era como el hijo de Dios, y repartieron su ropa en cuatro partes, y en todas partes hablan de los cuatro, pero el hombre parece que no puede desentrañar el enigma. Esta mañana yo espero hacerlo, y si lo hago a vuestra satisfacción de modo que entréis en él, entonces ciertas cosas deberían sucederos. Ahora, veamos qué debería sucedernos.

Primero, permitidme citar el enigma. Es del capítulo 30 del Libro de Proverbios: "¿Quién ha recogido el viento en su puño? ¿Quién ha atado las aguas en un ropaje? ¿Quién ha establecido todos los confines de la tierra? ¿Cuál es Su Nombre y cuál es el Nombre de Su Hijo? ¿No puedes decirlo?" Pues ese es el enigma. ¿Podemos decirlo? ¿Conocemos el nombre del que lo hizo? Conocemos el nombre del hijo, y lo sigues, estrechamente. El primero es Espíritu, el segundo es Agua, y el tercero es Tierra. Esa es la pregunta planteada.

El primero es sobre el viento; bueno, el viento en todas las lenguas, en todas las edades, ha sido utilizado como sinónimo de espíritu – el aliento.

Él habla del agua en segundo lugar. El místico sabe que el agua en la Biblia, y en todas las escrituras, simbolizaba la verdad psicológica. Las ideas que los hombres sostienen como Verdad; ya sean verdaderas o falsas, si él las acepta y consiente, teje esto en un ropaje, de modo que se pregunta quién ha recogido o atado realmente las aguas en un ropaje.

Y el tercero, – ¿quién ha establecido todos los confines de la tierra? ¿Quién los hizo fijos? ¿Quién pudo tomar este estado líquido, que es sólo un estado en movimiento, que no se ve, y objetivarlo, realmente estableciendo un algo que es sólidamente real y hacerlo para los demás un hecho? ¿Sabes el nombre? ¿Cuál es su nombre y cuál es el nombre de su hijo? ¿No puedes decirlo?

Ahora, pasemos ahora a las promesas. "Yo le pondré en alto porque ha conocido mi nombre", que lees en el Salmo 9l, el cual a todos nos encanta recitar. "Yo le pondré en alto." ¿Cuando yo soy puesto en alto significa que soy hecho un rey, un presidente, un dictador, un gran gigante de la industria? No tiene nada que ver con tales exaltadas posiciones en la tierra, pues el viaje real de un hombre es la escala de la conciencia; siempre aumentando la conciencia; una conciencia de objetos de creciente significación; pero soy puesto en alto porque conozco el nombre. Un pájaro no será meramente una criatura emplumada. Un pájaro será para mí lo que era para Blake, simplemente una delicia maravillosa, una delicia celestial, trayéndome un mensaje.

Los pájaros me hablarán, no como tú entiendes el lenguaje, sino que su mismo vuelo me revelará el intento de Dios. Ellos me hablarán; no sólo los árboles, los pájaros; todo en el mundo es el lenguaje de Dios. Cuando el hombre es levantado, dejan de ser objetos – son expresiones de significado – como un libro es levantado en conciencia de meramente un objeto en el espacio a una serie de marcas sobre papel, a finalmente una expresión de significado. Cuando yo asciendo en conciencia, yo levanto a un objeto, pero si yo soy levantado porque conozco el Nombre, entonces cada objeto en el espacio deja de ser un objeto. Ellos tienen significado y están expresando significado. Así puedo leer el libro abierto de Dios. Un árbol ahora se convierte en un mensaje; los pájaros en vuelo, ¿por qué dos y no tres, o por qué tres y no diez? ¿Por qué en la forma en que volaban?; no hay accidentes – cada cosa es la página desarrollada del libro de Dios para el hombre que es puesto en alto porque él conoce el nombre. El nombre entonces se convierte, se nos dice, en "una fuerte torre y el justo gobierna en ella y es salvado."

Ahora tomemos una promesa más y responde tú si las naciones conocen el nombre. Si nuestros sacerdotes y nuestros rabinos y nuestros dirigentes, que deberían conocer el Nombre, realmente conocen el Nombre: – pues esta es la promesa que el Profeta nos da en el libro de Miqueas: "Toda la gente caminará, todo el mundo, en el nombre de su dios, y todos nosotros caminaremos en el nombre del Señor nuestro Dios", y en ese día todas las naciones volverán sus espadas en rejas de arado y sus lanzas en hoces y ninguna nación alzará una espada contra otra nación y no aprenderán más la guerra; y la historia de la humanidad ha sido la historia de la guerra y el crimen, y estas palabras fueron escritas cientos y cientos de años antes de nuestra era – cientos de años antes de Cristo. Sólo el individuo que ha encontrado el Nombre se convierte en uno que tomó su propia espada y la convirtió en una reja de arado. Escapó de la confusión, el individuo místico, el hombre o la mujer individualmente despierto que encontró el Nombre en medio de la lucha, entra y encuentra a un salvador en el Nombre. Es una torre fuerte para él y ahora entra y descansa. Él es levantado a lo alto y ve el desarrollo de los tiempos.

Ahora bien, si las naciones realmente lo conocieran, si la palabra pronunciada por los sacerdotes realmente fuera el Nombre, si la llamada palabra sagrada que pronuncia el rabino, fuera el Nombre, no tendríamos guerra; así que el nombre como es usado por los sacerdotes del mundo no puede ser el Nombre; ¿entonces cuál es el Nombre?

Volvamos ahora al enigma. "¿Quién ha recogido el viento en su puño?" ¡Qué imágenes! – ¿Qué es el puño? El puño es el símbolo de la primera letra del gran nombre misterioso de Dios. El puño es Jod. Ahora, ¿qué es un puño? La mano es el único órgano del cuerpo humano que lo pone completamente aparte de toda la creación; por lo que comienza el nombre de Dios, pues sin una mano, si yo fuera simplemente un Einstein elevado a la enésima potencia, yo sólo sería un mono inteligente. No podría construir, no podría dar forma, no podría moldear, no podría crear; yo podría tener todas las ideas del mundo, pero sin mano no sería un creador.

Así que aquí esa misma primera pregunta hecha es sobre el ser creativo, pues el viento es el espíritu – estoy hablando ahora del espíritu creativo – y así lo expresa en forma de un puño. ¿Quién ha tomado y reunido todo el viento en su puño? Así nos encontramos con que la primera letra es, en el lenguaje de la mística, ser consciente. ¿Puedes concebir estar en algún lugar en este mundo y no ser consciente? Puedes no saber quién eres, puedes no saber dónde estás, puede sufrir amnesia total, pero nunca puedes en la eternidad no saber que tú eres. Es lo único de lo que el hombre está seguro – YO SOY. Él sabe que él es, y no sabe quién es y dónde está y lo que es, pero no puede dejar de saber que él es; así que es la primera pregunta planteada; ese espíritu creativo que es la JOD, que es simplemente ser consciente.

La segunda, ahora. ¿Quién ató las aguas en un ropaje? Cuando yo hablo de ropajes en las Escrituras, simbolizan lo que la mente viste. Cuando un hombre está vestido con ropas delicadas, se nos dice que está en la casa del Rey y el Reino está dentro. No tiene relación con las enseñanzas de la vida externa. Cuando un hombre va vestido con pelo de camello o con un cinturón de cuero, estos están hechos de objetos externos, hechos de piel, hechos de pelo, lo más externo de un hombre, por lo que la enseñanza de ese hombre está representada por cosas externas, por lo tanto, él habla externamente. Él no habla del reino interior, habla de las cosas de fuera que el hombre debe hacer. ¿Tienes dos abrigos? Da uno a quien no tiene ninguno. ¿Tienes más de lo que puedes comer? Dale algo al que tiene hambre; pero cuando uno va vestido con vestiduras delicadas, no te habla de nada que tenga que ver con el exterior, pues él ahora está vestido con la ropa del Rey, y el Rey está en el Reino y el Reino está dentro. Así que hablamos ahora de un manto; un manto simplemente representa la inteligencia de la persona o lo que la persona ha aceptado como verdadero.

Ahora, donde hablamos de agua – Él recoge el agua en un ropaje y el agua es la verdad psicológica. Ahora, ¿quién puede tomar una mera asunción y recogerla en algo que es completamente real para él, que nadie ve, como tomarías digamos la nube y la recogerías y la formarías.

Y luego la tercera, ¿quién puede solidificarla? ¿Quién ha establecido todos los confines de la tierra? ¿Cuál es Su nombre? Vuelve al nombre. Encontramos que la mano era JOD y la segunda letra en el gran poder creador, (conocido como JOD HE VAU HE) es HE. HE es simbolizada como una ventana. La ventana del hombre es su mente. Con mi mente veo. Con mi imaginación veo en la forma, así que ahora recogeré en mi imaginación lo que yo quiero ser en este mundo; así que lo recogeré sin ayuda de ninguna fuerza externa. Cuando veo claramente en el ojo de mi mente lo que me gustaría ser, he recogido este estado en un ropaje.

Ahora, ¿cómo solidificarlo? ¿Cuál es la tercera letra del nombre, este nombre misterioso? La tercera letra es VAU, y VAU es simbolizada como un clavo. Un clavo reúne, junta las cosas, así que puedo estar aquí y primero yo soy consciente, sólo simplemente consciente. Luego me vuelvo consciente de algo y me vuelvo muy refinado, muy selectivo. Hay innumerables cosas de las que soy consciente, pero no necesito singularizar una para identificarme con ella, sino simplemente las dejaré pasar todas a través de la mente, por así decirlo. Luego mantendré una – retendré una – el tipo de persona que me gustaría ser. Bueno, le daré forma a eso en un ropaje.

El siguiente paso es traerlo ahora a la solidez, que es la VAU. Pero, ¿cómo aplico el nombre al punto en que pueda utilizar la VAU en mi nombre? Asumiré que yo soy esa persona. Cuando camino en la asunción, estoy caminando en su Nombre. Se nos dice que en este estado todos caminarán en el nombre de su Dios. He encontrado el Nombre – lo he encontrado dentro de mí mismo como, primero, mi conciencia, mi capacidad de hacerme consciente de algo, mi capacidad de hacerme no sólo consciente de ello, sino de hacerme consciente de serlo, de modo que camine como si yo fuera el hombre que quiero ser, de modo que lo solidifique; y la última letra sólo da testimonio de la imaginería interna, pues la última letra es otra HE, por lo que hay dos HE en el nombre, una JOD y una VAU. No puedes pronunciarlo – Jehová no es el nombre – aproximadamente traducido es YO SOY, pero tienes que separarlo y saber qué quieres decir con "YO SOY" para decir "Ve y diles: "YO SOY" te ha enviado a ellos." Cuando voy a Israel y me preguntan quién te envió, ¿cuál es tu pensamiento? Simplemente di "YO SOY" me ha enviado a vosotros y luego complétalo y diles, YO SOY el que YO SOY. ¿Qué quiere decir – Yo Soy Ese? Sí, ese es como es porque YO SOY como YO SOY. Si yo fuera diferente, ese tendría que ser diferente; así que yo soy el que refleja el ser que yo soy; pues lo que yo veo que es el mundo, es una medida de mi propio nivel de conciencia; pues lo que se ve, es un índice directo del nivel de conciencia del observador del mundo. No es el mundo – Yo soy ese – el que realmente soy, – y ese no podría ser otro que el que es, mientras yo permanezca como soy.

El más mínimo cambio en mi nivel de conciencia, el más mínimo cambio en la sensación de Yo soy esto, resulta en un cambio correspondiente en eso, que es el mundo que me rodea. En cuanto yo desee la paz y de hecho entre en el nombre de la paz, que haya paz en mi mundo, y yo miraré a un mundo y veré paz donde los demás ven conflicto, pues yo estoy sólo viendo eso en todo momento: ¿entonces cuál es mi autoridad? Mi autoridad es "YO SOY me ha enviado a vosotros" y YO SOY el que YO SOY. ¿Lo sé? Si yo lo sé nunca me quejaré. Si me rompo el cuello yo sabría que tú no podrías habérmelo hecho: yo me lo hice a mí mismo. Si me encuentro en cualquier estado en el mundo, no me puedo quejar pues he encontrado la Ley, he encontrado el Nombre por el cual todas estas cosas se juntaron.

Todo el espíritu creativo en el mundo es reunido en el Nombre y el Nombre es YO SOY. Pero el Nombre debe ser dividido y ser mostrado como Cuatro Poderosos, y no sólo el único. Todo es uno, pero hay cuatro funciones distintas del uno. No hay cuatro dedos o cuatro seres separados viviendo en un hombre. Dios es Uno y Su Nombre es uno, pero hay cuatro funciones distintas, y puedes llamarlas los cuatro Evangelios; llamarlas los cuatro ropajes que él vestía, llamarlas los cuatro ríos que fluyen del Edén, llamarlas las cuatro criaturas que rodean el gran trono de Dios; llamarlas cuatro, pero comprender lo que entiendes por las cuatro.

Así, ¿cuando caminas por la tierra puedes caminar en su Nombre? Si puedo caminar en su Nombre, entonces sé lo que construyó el mundo, lo que lo mantiene sostenido y establece cada confín de este fabuloso universo maravilloso. Es el Nombre, y el Nombre es simplemente YO SOY. No es Jehová, no es Cristo Jesús, no es el Señor, no es una cosa que pronuncias, es una cosa que guardas en el silencio del corazón, porque sabes que tú eres y no tienes que afirmar YO SOY para ser. Simplemente sabes que tú eres, y lo único seguro en este mundo que cada uno sabe, sabe que él es, pero a veces no sabe quién es. A veces no sabe dónde está, y a veces no sabe lo que es, pero en todo momento sabe que él es – esa es la única convicción profunda en el corazón de cada hombre, así que él camina en eso; pero tiene que separarlo y obtener la comprensión de los Cuatro Poderosos dentro de él, lo que se nos ha dado de manera simbólica en el JOD HE VAU HE.

Aquellos que no lo entienden dentro de sí mismos lo tratan tan sagradamente que incluso cubrirán el nombre mientras despliegan el rollo para leerlo. ¿Alguna vez has ido a estas maravillosas iglesias y los has visto leyendo un rollo que el hombre mismo escribió, pues algún rabino escribió eso; sin embargo cuando va a leerlo él lo cubrirá, porque él no debe mirar al nombre de Dios. Es un nombre sagrado. No está en papel. No está en el rollo. Ni siquiera puede pronunciarlo. Está dentro de él como su conciencia, su capacidad para hacerse consciente de las cosas, su capacidad para hacerse consciente de ser el estado del que antes era sólo consciente, y camina como él y luego lo objetiva y se convierte en eso, así que YO SOY el que YO SOY. Así que cuando un mundo se describe desde la observación, está siempre, como se describe, revelando el nivel de conciencia del ser que lo describe. No es el mundo – que cambia automáticamente – si yo, de algún modo, cambio dentro de mí.

Ahora, hoy ponlo a prueba – pon a prueba el Nombre. Él dijo que yo he guardado todo lo que me diste en tu Nombre, y tu nombre y mi Nombre son uno. Tenemos el mismo nombre, por lo que cuando deletreas el Nombre del Hijo curiosamente tú empiezas por JOD HE VAU. Cuando deletreas Jesús en hebreo comienza JOD HE VAU. No tienes que ir más allá – ese es el Poder Creador – estar consciente, estar consciente de, y estar consciente de ser el estado decidido y entonces, pero no es Jesús, no pronuncias Jesús; está simplemente en el propio corazón del ser – ese es el Nombre.

Ahora, el día que realmente lo creamos y seamos suficientemente audaces para caminar en ese Nombre, habrá paz en el mundo. Si nos volvemos en el exterior a un Dios externo, habrá guerra en el mundo. Pues tú me has negado y cuando niegas al Dios real hay confusión y conflicto en el mundo. Así que cualquier hombre que se vuelve hacia un poder fuera de sí mismo y se inclina ante él como alguna reliquia sagrada o algún objeto sagrado, o de cualquier otro modo se vuelve hacia él, adora ídolos, porque el Dios vivo está dentro de ti. Vosotros sois el templo del Dios vivo. Él no está fuera y buscar en el exterior es ser llevado al extravío, y cuando eres llevado al extravío, eres llevado a la confusión y nada sino confusión resultará y, por lo tanto, conflicto y guerra.

Cuando un hombre encuentra el Nombre y responde al enigma él es "puesto en alto". Puedo prometerte una emoción más allá de tus sueños más locos cuando empieces a jugar con él y a ponerlo a prueba, y si eres levantado incluso un nivel un poco más allá de donde estás ahora, entonces el significado comenzará a revelarse, un mundo de significado; no hay nada en el mundo sin significado. Nada sucede por casualidad – no hay una pequeña cosa en el mundo sin importancia, y cuando te elevas en conciencia al nivel del significado, donde las cosas toman cada vez mayor importancia, ¡qué mundo en el que el hombre se eleva entonces!

Así que todo empieza en ese versículo 4 del capítulo 30 del Libro de Proverbios. Él preguntaba primero quién ha ascendido al Cielo y quién ha descendido; luego él pone el enigma, y el mismo ser que descendió es el que primero ascendió, y el que ascendió fue el que descendió – así que esta es la gran escalera de la vida, la escalera de la conciencia en la que el individuo desciende aquí para descubrir su propio ser – los Cuatro Poderosos dentro de él, y cuando él se encuentra totalmente excluido de ese conocimiento y empieza el conflicto dentro de sí mismo y descubre dentro de sí mismo la causa de todos los fenómenos del mundo, entonces él comienza a ascender, y el mismo ser que está ascendiendo es la que descendió en conciencia hasta el nivel de completa y absoluta confusión.

Ahora, hoy, para hacerlo práctico, como hicimos en el capítulo segundo de mi último libro – lo traté como un drama y los Cuatro Poderosos en ti – juega con ello. Considérate un productor. Vas a producir una obra – y el productor en el hombre sólo sugiere el tema. Él no va más allá. ¿No sería maravilloso (y nombras lo que sea) si yo fuera (y lo nombras) exitoso, feliz, y nombras un determinado estado, pero no vas más allá de la JOD: él sólo sugiere el espíritu, pues él sólo toma el viento y lo sujeta en su puño. Él sólo recomienda el motivo, el simple tema.

El segundo, ahora, en el hombre que interpreta ese tema es el autor, y el autor en el hombre es el maravilloso poder creativo interior del hombre que puede tomar el tema del éxito e interpretar la última escena, que implica que el tema se ha realizado. ¿Qué haría yo si fuera exitoso? ¿Qué vería? ¿Qué diría? ¿Cómo actuaría? Bueno, luego construyo un pequeño tema o una pequeña escena que implique el cumplimiento de mi deseo. Ese es ahora el trabajo del segundo poderoso.

El trabajo del tercer Poderoso en el hombre es el director. El director en el hombre es la atención controlada del hombre de modo que mi atención debe estar completamente absorta en la sola idea, la idea que implique el cumplimiento de mi deseo.

Ahora, el cuarto es aquel cuya forma es como la del hijo de Dios. Ahora, ¿quién es el cuarto en el hombre que ahora lo hará? La imaginación del hombre. El ser real del hombre es una espléndida imaginación. Una imaginación tiene forma, pero el hombre no lo entiende ni lo cree; pero el ser real es la imaginación. Puede ser cualquier cosa en este mundo, y por eso se pone a través de los pasos simplemente realizando interiormente el drama que él mismo ha construido; y lo que fuera que él ha construido, cuyo drama implique el cumplimiento de su tema, lo actúa interiormente una y otra y otra vez hasta que toma los matices de la realidad. Cuando interiormente él se siente natural en el papel en que es ahora auto-recreado, se levantará el telón y lo verá ahí. Proyectará el drama interior en la pantalla del espacio y verá moverse en la pantalla del espacio a todos los personajes necesarios para completar la obra.

Él no tiene que dirigir conscientemente uno de ellos. Se vuelven relevantes para su tema, y debido a que son relevantes son atraídos al drama sin su conocimiento, sin su consentimiento. Cualquier cambio en el drama debe tener lugar dentro de él y no en ellos, así que nunca apela a uno en el exterior para cambiar. Él los deja tal como están y reescribe la obra dentro de sí mismo y cambia el final. Cuando él cambia el final, todo el elenco se dedica a diferentes papeles y ha regresado a su mundo para completar su obra.

Así que los Cuatro Poderosos en el hombre pueden compararse con el productor, el autor, el director y el actor – los cuatro miembros más importantes en la producción de una representación, y esto es una representación. El mundo entero es una representación – esto es un escenario – pero este movimiento de hecho y el drama de hecho no está teniendo lugar ahí fuera. Se ha concebido, dramatizado, ensayado y completamente representado en otra parte. Cuando tú lo ves aquí es tanto una pantalla como cuando ves una película en esta pantalla después hoy. No puedes apelar a la actriz para cambiar, ni siquiera puede oírte. Cualquier cambio en el guión debe tener lugar donde primero se originó, no aquí. Esto es sólo una pantalla, como Blake dijo: "Todo lo que contemplas, aunque parece fuera, está dentro, en tu imaginación, de la que este mundo de mortandad no es más que una sombra."

Así que cuando encuentras a los Cuatro Poderosos, has encontrado el Nombre y cuando encuentres el Nombre serás puesto en alto. Tú gobernarás en él como una torre fuerte y serás salvado y habrá paz en tu mundo. Si una nación lo encuentra, habrá completa paz en el mundo. Si la persona lo encuentra, es paz en su mundo aunque el mundo entero rabie; en su mundo habrá paz. Ni una sola cosa lo tocará pues ha encontrado el Nombre, y el propósito de todo este viaje es encontrar el Nombre y el Nombre del hijo. Si yo encuentro el Nombre del Padre, Su nombre es como el mío, así que he encontrado mi nombre y el nombre deja entonces de ser Neville. Deja de ser Juan, de ser María, pero nunca lo pronuncias. Es tu deber sagrado. No se lo dices a nadie, lo guardas todo en el Nombre, pero no lo dices. En otras palabras, te llamarás por alguna otra etiqueta pero el nombre real está oculto a la vista porque tú, tú mismo, lo ocultas. Entras en el Nombre.

Ahora puedes intentarlo y ver si yo te he dicho la verdad esta mañana. Ve si no puedes concebir cosas hoy e identificarte con ellas. Permanecer fiel a esa asociación y ver si esa asociación no resultará en un estado correspondiente en el mundo externo. Valientemente asume que la persona que quieres ser. Permanece fiel a la asunción y ve si no se establece y se materializa en hecho, y conocerás entonces al que realmente estableció todos los confines de la tierra, pues tu tierra será anclada y llevará testimonio del hombre, la mujer, que tú mismo has concebido que eres. Entonces serás libre de la mayor tiranía en el mundo, y la mayor tiranía en el mundo es la de creer en causas secundarias. No hay segunda causa. Sólo hay primera causa, y la causa de todo es el Nombre; pero cuando no lo sabes, bueno, entonces tú culpas a otro, y no puedo concebir una tiranía mayor que la creencia en una segunda causa. Sólo hay un Dios, expresándose como Cuatro Poderosos dentro del individuo.

Así que piensa ahora en tu personalidad como algo que está informado por esta poderosa individualidad; pero informado por ella en cuanto a su nivel de conciencia en diferentes grados. En un nivel soy informado como el lenguaje de los pájaros. En otro nivel, el lenguaje de los árboles, y en otro nivel el lenguaje del movimiento de las nubes; cada pequeña nube formada me está diciendo algo. Cada pequeña onda me está diciendo algo. En un cierto nivel, el lenguaje es revelado. En un nivel inferior es simplemente un objeto moviéndose en el espacio. Levanta el objeto solo, cualquier objeto, y toma una significación aumentada – y qué emoción cuando el hombre se levanta así a si mismo, que todo le está hablando y diciéndole del reino dentro de sí mismo, que ni una pequeña cosa es por accidente – que el pájaro que aparentemente es salvaje y simplemente se posó en tu patio sólo por un momento, en su camino hacia el sur o hacia el norte, no se posó por accidente; trajo un mensaje – y cada pequeña cosa en el mundo te está diciendo algo cuando te elevas en conciencia; y te elevas en conciencia el día que encuentras el Nombre y entras en él pues "Yo le pondré en alto porque él ha encontrado mi Nombre." Él conoce mi nombre. La única razón para el levantamiento era el conocimiento del Nombre.

Así que toma el drama de esta mañana, represéntalo dentro de ti mismo y ve si tú, tú mismo, no puedes probarlo a tu propia satisfacción; has encontrado el Nombre por cambios de conciencia, no sólo aquí, sino que tus sueños cambiarán, tus visiones cambiarán, todo cambiará: pues tú has cambiado, y el éxito o más bien el cambio o la causa de todo cambio eres tú. No otra causa. Si tú cambias, todo cambiará.

Y ahora se me ha acabado el tiempo.



Traducido por Javier Encina
La conferencia original en inglés es FOUR MIGHTY ONES (Neville Goddard – 06-17-1956)
¡AQUIÉTATE! - y SABE - YO SOY-  Dios.