Please insert ads from Admin CP

Autor Tema: Neville Goddard  (Leído 6349 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Tareafina

  • Aprendiz
  • *****
  • Mensajes: 50
  • Para estar en Dios hay que bailar de amor
Re:Neville Goddard
« Respuesta #30 : febrero 18, 2017, 03:13:38 pm »
A lo largo del día tenemos muchos pensamientos, y algunos de ellos parecen muy reales. Ciertamente, estamos accediendo a una realidad, que aunque aun no se ha manifestado, si se persiste en ella, terminará aconteciendo.

Entonces, ante cualquier decisión que queramos tomar, hay una infinidad de posibles realidades.

Tal vez quieres encontrar pareja, y tienes frente a mi un montón de versiones de realidad distintas: en una la encuentras, en otra no, en una es el hombre ideal, en la otra te sale rana, en una duráis toda la vida, en otra solamente una semana.... el límite en cuanto a las realidades disponibles está en tu propia imaginación. Todo aquello que seas capaz de imaginar, aunque en un principio aparente ser un simple pensamiento, es la semilla de una realidad que ya existe. Y si la riegas aparecerá en tu mundo.

Y aquí es donde nos damos cuenta de la importancia que tiene controlar nuestra mente y elegir cuidadosamente nuestros pensamientos.

Cuando dudamos, lo que estamos haciendo es plantar semillas y después desenterrarlas, y esta es la causa de que nunca llegue a manifestarse lo que estamos deseando.

Las dudas son el mayor obstáculo para la manifestación.


Esto mismo pensaba anoche. A veces vienen pensamientos negativos y he aprendido a decir "no lo acepto" y desaparecen, pero mi  pregunta es esta: todos los pensamientos se manifiestan?

Por ejemplo, yo pienso algo negativo, se me viene solo a la mente. No lo siento, no lo creo, sólo lo pensé por un momento.
Mi creencia y sentimiento es lo contrario a eso negativo que se me vino a la mente, entonces esa "creencia positiva" es más fuerte, verdad?

Pero si ese pensamiento negativo persiste, ahí puede llegar a correr la creencia y el sentimiento positivo que tengo y manifestarse? Sería algo así?
Toda mi vida busqué a Dios en el exterior y estuvo siempre dentro de mí.

reinademicasa

  • Visitante
Re:Neville Goddard
« Respuesta #31 : febrero 18, 2017, 03:36:13 pm »
A lo largo del día tenemos muchos pensamientos, y algunos de ellos parecen muy reales. Ciertamente, estamos accediendo a una realidad, que aunque aun no se ha manifestado, si se persiste en ella, terminará aconteciendo.

Entonces, ante cualquier decisión que queramos tomar, hay una infinidad de posibles realidades.

Tal vez quieres encontrar pareja, y tienes frente a mi un montón de versiones de realidad distintas: en una la encuentras, en otra no, en una es el hombre ideal, en la otra te sale rana, en una duráis toda la vida, en otra solamente una semana.... el límite en cuanto a las realidades disponibles está en tu propia imaginación. Todo aquello que seas capaz de imaginar, aunque en un principio aparente ser un simple pensamiento, es la semilla de una realidad que ya existe. Y si la riegas aparecerá en tu mundo.

Y aquí es donde nos damos cuenta de la importancia que tiene controlar nuestra mente y elegir cuidadosamente nuestros pensamientos.

Cuando dudamos, lo que estamos haciendo es plantar semillas y después desenterrarlas, y esta es la causa de que nunca llegue a manifestarse lo que estamos deseando.

Las dudas son el mayor obstáculo para la manifestación.


Esto mismo pensaba anoche. A veces vienen pensamientos negativos y he aprendido a decir "no lo acepto" y desaparecen, pero mi  pregunta es esta: todos los pensamientos se manifiestan?

Por ejemplo, yo pienso algo negativo, se me viene solo a la mente. No lo siento, no lo creo, sólo lo pensé por un momento.
Mi creencia y sentimiento es lo contrario a eso negativo que se me vino a la mente, entonces esa "creencia positiva" es más fuerte, verdad?

Pero si ese pensamiento negativo persiste, ahí puede llegar a correr la creencia y el sentimiento positivo que tengo y manifestarse? Sería algo así?

El pensamiento por sí solo no se materializa, la emoción es clave.

Pero si te enfocas mucho en un pensamiento llegas a creértelo.

Y si persistes en esa emoción, al final si que ocurre, a menos que lo cambies.

Como ya dije, si todos nuestros pensamientos se manifestasen, y encima al instante, sería una locura.

Por eso, tanto para atraer algo que deseamos, como para manifestar algo que nos da miedo, hay que insistir, o al menos emitir una señal muy coherente.

Y si te fijas cuando se cruza un pensamiento negativo hay una parte de nosotros que no lo permite colapsar, en tu caso lo "cancelas". Lo mismo que hago yo.

De la misma manera, muchas veces deseamos algo, pero nuestros conflictos internos nos impiden emitir esa señal coherente de la que te hablo. La energía está repartida entre varias posibilidades, "quiero esto, pero no me conviene, porque qué pasaría si lo consigo y ocurre aquello de más allá...."

Se quiere y punto. No hay que dudar jajajaja


Tareafina

  • Aprendiz
  • *****
  • Mensajes: 50
  • Para estar en Dios hay que bailar de amor
Re:Neville Goddard
« Respuesta #32 : febrero 18, 2017, 03:53:05 pm »
Perfecto Reina! Gracias por responderme  :3830:

Me acordé de esto que escribiste en otro post:

Sería algo así como decir: "Voy a girar a la derecha, no, mejor a la izquierda, que tal si vuelvo a girar a la derecha otra vez, no mejor".... al final resulta que no me he movido del sitio.

Este es el ejemplo de lo que no hay que hacer jajaja
Toda mi vida busqué a Dios en el exterior y estuvo siempre dentro de mí.

reinademicasa

  • Visitante
Re:Neville Goddard
« Respuesta #33 : febrero 18, 2017, 04:07:11 pm »
LAS TIJERAS DE PODAR DE LA REVISIÓN

Cada hombre en el mundo está enraizado en ti que miras hacia afuera y ves ese mundo. Cada hombre tiene sus raíces en mí; él termina en mí así como yo tengo mis raíces y mi final en Dios.

Debido a que él está enraizado en mí no puede sostener otra naturaleza que la que la raíz permite. Por lo tanto él está en mí y todos los cambios deseados en el mundo exterior se pueden conseguir solamente si cambio la fuente de la cosa que veo crecer en mi mundo.

Así que no la juzgues, porque eres la fuente de la cosa que estás contemplando. Ahora vuélvete hacia dentro y pódala usando estas tijeras de podar de la revisión.

Ahora, así es como lo hacemos.

Al final de mi día, reviso el día; no lo juzgo, simplemente lo reviso. Miro el día entero, todos los episodios, todos los eventos, todas las conversaciones, todos los encuentros, y luego mientras lo veo claramente en el ojo de mi mente, lo reescribo. Lo reescribo y lo hago conforme al día ideal que quisiera haber experimentado. Cojo escena tras escena y lo reescribo. Lo reviso, y habiendo revisado mi día, entonces en mi imaginación revivo ese día, el día revisado, y lo hago una y otra vez en mi imaginación hasta que este aparente estado imaginado empieza a tomar para mí los tonos de realidad.

Parece que es real, que realmente lo experimenté, y he comprobado desde la experiencia que estos días revisados, si realmente los viví, cambiarán mis mañanas. Cuando mañana me encuentre con gente que hoy me decepcionó, mañana no lo harán, porque he cambiado en mí la naturaleza misma de ese ser, y habiéndole cambiado, da testimonio mañana del cambio que tuvo lugar dentro de mí. Es mi deber tomar este jardín y realmente hacerlo un jardín por el uso diario de las tijeras de podar de la revisión.

Sé por experiencia que no sólo se llevarán a cabo estos objetivos y estos cambios, sino que la cosa gloriosa es, que se despertará en ti, que lo usas, el espíritu de Jesús, y te encontrarás luego no justificando sino perdonando, y te darás cuenta de que la libertad y el perdón están indisolublemente ligados.

No puedes ser libre sin perdonar, pues al que tú atarías, juzgarías y condenarías te anclaría por tu propio juicio a él, porque él está en ti. Y así, identificándole a él con el ideal que tú realmente deseas realizar te liberas a ti mismo. Se te dijo: “Perdona y serás perdonado. Si no perdonas entonces no serás perdonado.” Es automático; no puede ser de otro modo pues la totalidad brota de ti que la observas.

Cuando erras el blanco has pecado; entonces ¿qué estoy creyendo respecto a alguien que está desempleado y no puede encontrar trabajo? Lo estoy creyendo. Ahora quita ese pecado donde él [ese individuo] está errando su blanco, y entonces para quitar el pecado lo hago sólo mediante el sacrificio de mí mismo, y mi yo es esa creencia, por consiguiente ahora yo reviso. No puedo decir “Bien, ya no creeré más que él está desempleado”, [sino que] creo que tiene un empleo.

Lo hago con las tijeras de podar de la revisión. Le traigo ante el ojo de mi mente y le felicito por su buena fortuna porque ahora tiene un trabajo remunerado. Le permito aceptar mis felicitaciones, porque no veo a un hombre desempleado, le veo empleado y él sabe que está en el ojo de mi mente, pues en ese estado le he podado desde el estado de desempleado y una vez más he reformado la rama que crece en el jardín de Dios. Mañana la gente lo verá como no podría haberlo visto antes de la poda que se llevó a cabo dentro de mí, y él tendrá un trabajo remunerado. Si alguien no está bien, podas esa rama. No aceptas ninguna cosa en el mundo como definitiva, a menos que se ajuste al ideal que deseas realizar en el mundo.

Pero lo haces a diario; si no lo podas a diario perderás el hábito y entonces las malas hierbas crecerán. Así lo hace todo hombre que realmente es un jardinero, que se llama a sí mismo jardinero, un jardinero en el jardín de Dios, porque cada día es la oportunidad para podar realmente el árbol, este árbol maravilloso. Y así cada uno de los que conoces es una rama enraizada en la vid que tú eres.

Toma las conversaciones con tus amigos hoy. ¿Fueron agradables? ¿Fueron polémicas? ¿Fueron negativas? No importa como fueron.

Entonces reescribe el guión y nada más imagina que la conversación que ahora estás reescribiendo como si se tratase de la original fue la que realmente tuvo lugar. Y tendrá lugar, porque todo lo que observas en tu mundo, aunque no lo parezca, está dentro, en tu imaginación. Y esta maravillosa imaginación tuya es Cristo Jesús. La imaginación es la morada real de cada cosa creada. No importa lo que veas en el mundo, brota de tu imaginación. Por tanto ahí es donde tú vas, ése es el taller, el jardín de Dios.

Y ahora tienes una misión, tienes un propósito en la vida; es un noble propósito, porque has sido seleccionado para ser realmente el jardinero jefe en el jardín de Dios, y en el jardín debes tener tijeras de podar, y las tijeras de podar son la revisión. Simplemente revisas, y a medida que revisas el día revocas (dejas sin validez) el día, pues el día no está deslizándose hacia el pasado, no está retrocediendo como la gente cree, está siempre avanzando hacia el futuro para confrontarte, ya sea podado o en algún extraño estado que se asemeja a la cizaña (a las malas hierbas).

¿Conoces a alguien que sea malo? Deja de ser consciente de que él es malo a través de traerle ante el ojo de tu mente y mantén con él la conversación más maravillosa del mundo, con un espíritu tierno, un espíritu amoroso, y cree en la realidad de esta comunión. 

No dejes que las malas hierbas sigan creciendo en tu mundo.

Eres absolutamente responsable por cada ser que conoces en este mundo; esa es tu responsabilidad. Al igual que la profesora de la que os contamos que tomó a esta niña que estaba a punto de ser expulsada; no, [al final] a la niña no la expulsaron porque la profesora escuchó lo que estáis oyendo esta mañana. Así que ella trajo ante el ojo de su mente a la niña a la que el director, el psiquiatra y toda la facultad habían acordado por unanimidad su expulsión en su 16º cumpleaños, pues era grosera, era bruta, no era ética; y la mujer se fue a su casa en un domingo por la noche y trajo a esa niña ante el ojo de su mente y comulgó con ella y vio en ella a una chica dulce, una chica considerada, una chica amorosa. Al día siguiente, lunes, en la clase la niña expresó toda la bondad de esa revisión de la noche anterior, y diez días más tarde cuando fue vista y presenciada por todos los profesores, y el psiquiatra, otra reunión fue convocada y derogaron su veredicto de diez días antes y no expulsaron a la chica. Todavía se encuentra en la George Washington High School de Nueva York, que está considerada una escuela excelente; así es que allí está ella, sin marcas negras en su contra, gracias a una profesora que se sentó en la audiencia, como tú estás aquí, y creyó, lo que espero que todo el mundo creerá aquí, y redimió una rama de su propio árbol. Ella no se dio cuenta de que la niña era ella misma. Veía hasta ese mismísimo momento a todos los niños a los que enseñaba con pura objetividad. El hombre ciego ve el mundo como objetivo, como algo separado de sí mismo. Cuando el hombre empieza a despertar él ve todas las cosas relacionadas subjetivamente; todas las cosas con las que se encuentra son parte de él mismo, y lo que ahora no entiende, aún así sabe que está relacionado por afinidad a alguna fuerza aún no realizada en su propio ser. Por tanto no descarta nada, él sabe que su vida es el proceso mediante el cual él redime las cosas y las redime a través del uso de las tijeras de podar de la revisión.
 
No hay otra manera de salvar a otro yo que salvando al yo real, y cada persona está enraizada [tiene sus raíces] en ti que observas a las personas. Y por tanto no descartes, elévalas, poda el árbol, y empieza a ser el verdadero jardinero en el jardín de Dios.

El mundo sólo da testimonio del buen o mal uso de la imaginación. Como se nos dice, él es la única cosa en el mundo. ¿Qué cosa única es él en el mundo? – Tu imaginación, porque es la morada de todo lo creado y a través de ella todas las cosas son hechas y sin ella nada de lo que ha sido hecho fue hecho. Así que úsala sabiamente, úsala con amor y cada vez que uses tu imaginación con amor en favor de otro estarás literalmente, en ese momento, mediando entre Dios y el hombre. La imaginación es el poder redentor del mundo y estás realmente mediando entre Dios y el hombre al usarla de una manera amorosa y maravillosa.


Traducido por Manu LDA


Fluyendo

  • Visitante
Re:Neville Goddard
« Respuesta #34 : febrero 18, 2017, 04:50:00 pm »
Las tijeras de podar y Andrés, lo mejor de Neville.

Bellassi

  • Aprendiz
  • *****
  • Mensajes: 50
  • Strength
Re:Neville Goddard
« Respuesta #35 : febrero 19, 2017, 05:11:21 am »
Y este es mi verdadero problema a la hora de manifestar muchas cosas... Soy la indecisión personificada, incluso me he sentido identificada con lo que ha dicho reina de girar a la izquierda o la derecha. Mi indecisión llega a ese límite de tener que dirigirme a un punto y a veces dudar de que camino voy a escoger (literalmente, andando por la calle). Supongo que eso se extiende a mi vida entera :(

Sí se extiende.

De hecho, estos detalles nos sirven para darnos cuenta de lo que falla en nuestra vida a gran escala.

Pero cuanto más te enfocas en eso y más te lo crees, ya sabes que con más intensidad lo verás reflejado en tu vida.

Porque la realidad es un reflejo de tu estado de conciencia, y si crees que eres indecisa, eso es lo que vas a experimentar.... una dificultad importante a la hora de tomar decisiones. Y eso provoca estancamiento.

La raíz suele estar en la propia inseguridad, el hecho de querer hacerlo todo perfecto.... y sobretodo el miedo a equivocarte.

Pero lo cierto es que no hay decisiones acertadas, porque si la realidad es reflejo exacto de tu estado de conciencia, si confías en ti misma y estás convencida de que todo va a salir bien, hagas lo que hagas vas a acertar.

Porque no hay una sola decisión acertada. Aunque aparentemente, pueda dar la sensación de que tienes frente a ti un montón de puertas y que solo una es la acertada.... cuando confías en ti, elijas la puerta que elijas el resultado siempre será el deseado.

Créeme, esto carece de lógica si lo analizas con la mente racional, pero es así.

No carece de lógica, es totalmente cierto y estoy de acuerdo contigo. En el fondo de mi ser, lo sé claramente pero por x o por y, me cuesta mucho tomar decisiones, aunque sepa que tengo toda una carta de posibilidades en mis manos.

Gracias por tu respuesta :)
La vida es todo lo sabia que le permitas ser.