Please insert ads from Admin CP

Autor Tema: "LO QUE NO SOY"  (Leído 1136 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Anxie

  • Visitante
"LO QUE NO SOY"
« : julio 04, 2010, 03:43:41 pm »

"LO QUE NO SOY"

(Transcripción de algunos pasajes de una de las clases que Antonio Blay (Barcelona, 1924-1985) impartió a un reducido grupo de alumnos)

Yo no soy el cuerpo, yo tengo el cuerpo

Cuando digo "Yo", este Yo, ¿es el cuerpo?. Yo desde que soy pequeñito digo "Yo", y tengo la impresión de ser siempre Yo. Pero mi cuerpo cuando yo era pequeñito era un cuerpo pequeñito y luego el cuerpo ha ido creciendo; ha ido creciendo y se ha ido cambiando todo él un montón de veces, toda su constitución, todas sus moléculas, sus células, todo. Ha ido cambiando, o sea que el cuerpo se va cambiando, pero yo sigo siendo yo. O sea, que el cuerpo cambia pero la noción de yo no cambia, lo cual quiere decir que esa intuición que tengo de yo, no se refiere al cuerpo, aunque yo pueda creer vagamente que sí.

Además todos decimos “mi” cuerpo y cuando digo “mi” cuerpo, me estoy refiriendo al cuerpo como una cosa que yo poseo, al decir un adjetivo posesivo: yo y lo que poseo, yo y mi cuerpo. Por lo tanto Yo soy distinto del cuerpo.


El cuerpo es algo mío; no soy yo

El cuerpo está sujeto a una serie de variaciones y a través de los años va cambiando toda su condición celular, todo su “tejido” y, no obstante, yo sigo siendo yo.

El cuerpo es algo que pasa, se transforma, y yo soy el que estoy dando vida y animando al cuerpo; él me sirve de instrumento físico para toda expresión en el nivel material, pero yo no soy el cuerpo.

Pero al estar confundidos con el cuerpo, cuando éste está mal, nosotros creemos estar mal; si el cuerpo está disminuido creemos ser menos, y entonces la mente y la afectividad se crispan sobre el malestar o la deficiencia y esta crispación no hace más que fijar, prolongar o agravar la dolencia física.


Yo no soy mis sentimientos y emociones

Entonces, ¿si no soy el cuerpo, qué seré? Quizás seré todo mi mundo de sentimientos y emociones y aspiraciones (...). Cuando yo examino, veo que ocurre igual, en un momento dado tengo unos sentimientos, en otro momento tengo otros totalmente distintos; y hay otros momentos en que tengo la impresión de no tener ningún sentimiento. Y en cada caso soy Yo que tengo sentimientos, soy Yo que siento esto o siento lo otro o no siento nada. O sea que la noción de Yo subsiste totalmente idéntica haya unos sentimientos o haya otros o no haya ninguno. Lo cual quiere decir que la noción de Yo no es los sentimientos.

Toda la gama que constituye mi afectividad, también son cosas que yo siento, que poseo, que vivo, pero yo, como sujeto, no soy ninguna de esas cosas que vivo, son cosas que pasan a través de mí. Porque yo permanezco y las cosas se van, yo sigo siendo el mismo antes y después.

Yo no soy ningún sentimiento, ninguna emoción. Yo tengo sentimientos, yo vivo emociones, pero el yo que los vive es en todo momento distinto a la cosa vivida.

Si yo aprendiera a descubrir mi identidad y a vivir anclado en esa realidad propia del yo, entonces yo viviría todos mis sentimientos pero no quedaría afectado profundamente por ellos. Los sentimientos estarían igualmente porque es natural que existan, pero al no confundirme con ellos yo mantendría una serenidad y una capacidad de manejo y de control sobre las situaciones. (...) yo viviría más auténticamente, más de acuerdo con la Realidad de mi propia identidad.


Yo no soy mi mente ni mis pensamientos

Si no soy los sentimientos quizá podemos ir un escalón más arriba y quizá soy mis ideas (…). Con las ideas ya se ve que no, ¿verdad?. Con las ideas ocurre lo mismo: ahora tengo unas ideas y luego tengo otras, acepto unas creencias luego acepto otras, luego no creo nada.

Yo no soy ninguno de los movimientos de mi mente. Mi mente piensa constantemente, maneja imágenes e ideas y elabora juicios; pero soy yo quien maneja la mente. Antes, durante y después del proceso pensante, yo siempre soy el mismo. Yo soy el sujeto que está detrás, y precisamente porque no soy ninguno de los pensamientos, por esto puedo seguir pensando y puedo dejar de pensar y seguir siendo el mismo. Pero cuando los pensamientos tienen una vinculación con el pensamiento básico de mí mismo (...), entonces yo me confundo con mis pensamientos y surgen las preocupaciones, las obsesiones, y una idea adquiere el carácter de una realidad total, como si aquello fuera lo más importante; cuando, de hecho, un pensamiento sólo es una representación de algo, no es ninguna cosa en sí, es como una fotografía de algo, no es el algo, del mismo modo que la imagen de una persona no es la persona.

Mi identificación con las implicaciones que una idea (o una imagen) tiene conmigo, hace que yo viva aquello como si tuviera la máxima realidad, como si se tratara de mí mismo, de mi yo, en lugar de ser una cosa mía.

En todo momento soy Yo que siento esto, que creo, que acepto estas ideas u otras u otras. Yo, la noción de "Yo" subsiste entera, idéntica, completa a través de todos los cambios o alteraciones de las ideas y creencias.


(...) Por lo tanto esta intuición que tenemos innata del Yo, no es el cuerpo, no son los sentimientos, no toda la gama emocional, no son las ideas ni todos los procesos y elucubraciones de lo que es mental.

Entonces si no somos el cuerpo, si no somos nuestro mundo afectivo, si no somos nuestro mundo mental, ¿qué queda?

(...) Tanto mi cuerpo como mi afectividad o mi mente son importantísimos, pero son instrumentos, no son yo mismo. Yo no soy ninguna de las cosas que puedo ver o sentir o pensar. Yo no puedo ser nada que sea un objeto para mi conciencia, porque yo estoy al otro extremo de la conciencia. Soy el sujeto que ve. Soy el sujeto que vive. No soy el objeto percibido, sea externo o interno. Yo soy el que no se mueve, soy un centro de conciencia inmóvil alrededor del cual va desfilando todo; pero yo me confundo (me identifico) con cada cosa que desfila.

(...) En efecto, el Yo es "no-cosa". No-cosa quiere decir que no es ninguna cosa, de todo lo que llamamos cosa. Toda nuestra experiencia está hecha siempre de aspectos afectivos, de aspectos físicos o de energía y de aspectos de inteligencia. Pero ninguno de estos aspectos, ni todas sus combinaciones, (...) son el Yo. El Yo es no-sentimiento, es no-cuerpo, es no-idea. El yo es una negación de todo esto. El Yo es un vacío, aparece de momento como un vacío.

Lo que pasa es que es una pura esencia, y esta pura esencia para nuestra mente y nuestra experiencia habitual aparece como si fuera, de momento, una oscuridad, un vacío, una ausencia, no una presencia.

(...) Entonces el Yo es no-cosa, es no-experiencia, es no-fenómeno, por lo menos por ahora lo vemos como una pura negación de todo. Uno es algo y es algo que está más allá de todos los algos y el único medio para llegar a ello, es a través del Silencio total.
No es a través de pensar mucho en él, no es a través de sentir esto o lo otro, no es a través de hacer lo que sea.

(...) El único medio que tenemos para descubrir este Yo, es a través de soltar todo (absolutamente) lo que es experiencia, conocimiento y quedarnos atentos, despiertos, presentes en el vacío, en el silencio, en la oscuridad, en la inmovilidad.


Una vez se llega a conocer, a descubrir, a realizar este Yo, está todo realizado. Porque todo lo que puedo llegar a vivir no es nada más que un aspecto particular de lo que Yo soy. Todas las experiencias posibles en el cuerpo físico, todas las experiencias posibles en la vida afectiva, todas las experiencias posibles en el campo mental; no son nada más que actualizaciones y aspectos parciales de lo que es este Yo, de lo que es el Ser central que Soy. Por lo tanto es una nada de iniciación, es una nada que es exactamente la fuente de todo. Una fuente que no depende en sí de nada más.

Has de investigar, investigar donde tú te sientes Tú. Piensa que todo aquello de lo que tú eres consciente, es para ti objeto de conciencia. ¿Sí, o no?, ¿lo ves claro, eso? Entonces, todo aquello que es objeto de conciencia no es el sujeto. Por lo tanto, en la medida que tú puedas ser consciente de algo, incluidas las células nerviosas, en esa misma medida puedes decir que tú esencialmente no eres aquello, aquello es un objeto para ti de conocimiento, aunque sea interno. Y tú eres el sujeto que percibe aquello, no eres el objeto percibido. Por eso, ningún fenómeno existente, externo o interno, ningún fenómeno, por principio, es el Yo Esencial.

Pero este “Yo Soy” aún no sé lo que es. Como sólo vivo las manifestaciones de este yo, o sea, mis experiencias y mis facultades, me parece que si les sucede algo (al contenido de mis experiencias o a mis facultades), entonces yo quedaré negado, disminuido, o que me ocurrirá algo malo.

Si yo pudiera desprenderme de esta constante identificación con cada cosa que ocurre dentro o fuera de mí (...), yo me daría cuenta de que este Yo es el verdadero sujeto de cada acto que vivo en cada momento y no puede ser afectado por nada. Pase lo que pase Yo seguiré siendo Yo en mi profundidad.

Sólo cuando vea claro que estoy equivocándome constantemente en mi actitud, al tomarme yo mismo por mis cosas, sólo entonces estaré motivado para tratar de descubrir quién Soy Yo realmente. Si no veo claro que estoy funcionando mal, no buscaré funcionar bien. Si no veo el problema, no buscaré su solución. Si no descubro que estoy viviendo en el error, no buscaré la verdad. Por eso es necesario reflexionar y darse cuenta de lo que ocurre cuando uno vive mal, ver qué es lo que nos duele y por qué, hasta descubrir en nuestra propia experiencia eso que explicamos; en lugar de lamentarnos, de protestar o de huir, Mirar.

mujermaravilla

  • Aprendiz
  • *****
  • Mensajes: 275
Re:"LO QUE NO SOY"
« Respuesta #1 : julio 05, 2010, 05:45:53 am »
Muy muy muy interesante!!!! Tengo que reflexionar... Gracias Anxie!!!  :abrazo:

Anxie

  • Visitante
Re:"LO QUE NO SOY"
« Respuesta #2 : julio 05, 2010, 06:38:15 am »
sii mujermaravilla!! 
Este parrafo me encanta!!

Entonces el Yo es no-cosa, es no-experiencia, es no-fenómeno, por lo menos por ahora lo vemos como una pura negación de todo. Uno es algo y es algo que está más allá de todos los algos y el único medio para llegar a ello, es a través del Silencio total.
No es a través de pensar mucho en él, no es a través de sentir esto o lo otro, no es a través de hacer lo que sea.

Meditación!

bendiciones... por cierto he visto tus fotos... una maravilla!!! un besito

Nayara

  • Aprendiz
  • *****
  • Mensajes: 682
Re:"LO QUE NO SOY"
« Respuesta #3 : julio 10, 2010, 12:03:25 pm »
¡¡Muchas gracias Anxie!! Es un post muy Zen…  Me ha encantado.

¡Besitos preciosa!

Anxie

  • Visitante
Re:"LO QUE NO SOY"
« Respuesta #4 : julio 10, 2010, 03:13:50 pm »
besitos para tiii!!! :)

mujermaravilla

  • Aprendiz
  • *****
  • Mensajes: 275
Re:"LO QUE NO SOY"
« Respuesta #5 : julio 10, 2010, 03:16:32 pm »
 :) Gracias por la aclaración Anxie!! :)  :muaki: :muaki: :bandera_amor: