Please insert ads from Admin CP

Autor Tema: Neville  (Leído 747 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

reinademicasa

  • Visitante
Neville
« : enero 17, 2018, 07:41:35 am »
Como en el subforo de Neville Goddard no se puede publicar aprovecho este espacio para compartir fragmentos de sus libros y conferencias.

 :corazón:

Control subjetivo

Tu imaginación es capaz de hacer todo lo que le pidas en proporción al grado de tu atención. Todo progreso y cumplimiento del deseo depende del control y concentración de tu atención.

La atención puede ser, ya sea atraída desde afuera o dirigida desde adentro.

La atención es atraída desde afuera cuando estas conscientemente ocupado con las impresiones externas del presente inmediato. Las líneas de esta página están atrayendo tu atención desde afuera.

Tu atención es dirigida desde adentro cuando tú deliberadamente eliges en qué estarás ocupado mentalmente.

Es obvio que, en el mundo objetivo, tu atención no solo es atraída, pero también constantemente dirigida a impresiones externas.

Pero, tu control en el estado subjetivo es casi inexistente, ya que en este estado, la atención es usualmente la servidora y no el amo – la pasajera y no el piloto - de tu mundo.

Hay una gran diferencia entre atención dirigida objetivamente y la atención dirigida subjetivamente, y la capacidad de cambiar tu futuro depende de ésta última.

Cuando eres capaz de controlar los movimientos de tu atención en el mundo subjetivo, tú puedes modificar o alterar tu vida como te plazca. Pero este control no puede ser alcanzado si permites que tu atención este constantemente atraída a lo externo.

Cada día, haz la tarea de deliberadamente retraer tu atención del mundo objetivo y enfócala subjetivamente.

En otras palabras, concéntrate en esos pensamientos o humores que tú deliberadamente determinas. Entonces, aquellas cosas que ahora te restringen, desaparecerán y caerán.

El día que obtengas el control de los movimientos de tu atención en el mundo subjetivo, serás el amo de tu destino.

Ya no aceptarás el dominio de las condiciones o circunstancias externas.

Ya no aceptarás la vida en las bases del mundo externo.

Habiendo obtenido el control de los movimientos de tu atención, y habiendo descubierto el misterio escondido de los siglos, que Cristo en ti es tu imaginación, reafirmarás la supremacía de la imaginación y todo lo pondrás bajo su sometimiento.


(Extracto del libro "El poder de la conciencia")

Traducido por Laura Arrojo

Fuente: https://nevilleenespanol.blogspot.com.es/
« Última Modificación: enero 17, 2018, 07:51:31 am por reinademicasa »

reinademicasa

  • Visitante
Re:Neville
« Respuesta #1 : enero 17, 2018, 07:46:34 am »
Creación

La creación está terminada.

La creatividad es solo una profunda receptividad, ya que los contenidos enteros de todos los tiempos y espacios, aunque sean experimentados en una secuencia de tiempo, en realidad coexisten en el eterno e infinito ahora.

En otras palabras, todo lo que has sido o serás – de hecho, todo lo que la humanidad fue o será – existe ahora.

Esto es a lo que se refiere con “creación”, y la declaración de que la creación está terminada significa que no hay nada que crear, solo hay que manifestar.

Lo que se llama creatividad es tan solo tomar conciencia de lo que ya existe.
Tu tan solo vas incrementando porciones en tu conciencia de lo que ya existe.

El hecho de que nunca podrías ser algo que ya no eres, o experimentar algo no existente, explica la experiencia de tener un presentimiento de haber escuchado ya lo que se está diciendo, o de haber conocido antes la persona que conoces por primera vez.

O haber visto anteriormente un lugar o cosa que estás viendo por primera vez.

Toda la Creación existe en ti, y es tu destino tomar cada vez más conciencia de sus infinitas maravillas y experimentar cada vez más y más grandes porciones de ella.

Si la creación está terminada, y todos los eventos están sucediendo ahora, la pregunta que surge naturalmente en la mente es “¿qué determinaría tu ciclo de tiempo?”

Es decir, ¿qué determinaría los eventos que experimentas?

Y la respuesta es tu concepto de ti mismo.

Los conceptos son los que determinan la ruta por la que tu atención siga.

Esta es una buena prueba para verificar este hecho. Asume el sentimiento de tu deseo cumplido y observa la ruta que tu atención sigue. Tú observarás que mientras permanezcas fiel a tu asunción, tu atención seguirá siendo confrontada con imágenes claramente relacionadas con tu asunción.

Por ejemplo; si asumes que tienes un increíble negocio, notarás como en tu imaginación, tu atención se enfoca en incidente tras incidente tras incidente relacionado con tu asunción.

Amigos te felicitan, te dicen lo suertudo que eres. Otros te envidian y te critican. Desde allí, tu atención va a oficinas más grandes, cuentas bancarias más grandes, y otros eventos similares relacionados.

Persistencia en la asunción resultará en realmente experimentar en hecho aquello que asumiste.

Lo mismo es verdad respecto a cualquier concepto.

Si tu concepto de ti mismo es que eres un fracaso, encontrarás en tu imaginación a toda una serie de incidentes en conformidad con ese concepto. Entonces, es claramente visto que tú, en tu concepto de ti mismo, determinas tu presente, es decir, esa porción en particular de la creación que ahora experimentas, y así también tu futuro, es decir, esa porción en particular de la creación que experimentarás.


"El poder de la conciencia"
Traducción: Laura Arrojo
« Última Modificación: enero 17, 2018, 07:52:31 am por reinademicasa »

reinademicasa

  • Visitante
Re:Neville
« Respuesta #2 : enero 17, 2018, 08:00:58 am »
El método de Neville

El primer paso en cambiar el futuro es el Deseo, eso es, definir tu objetivo, saber definitivamente qué deseas.

Segundo: construir un evento que creas que podrías encontrar SIGUIENDO el cumplimiento de tu deseo, un evento que implique el cumplimiento de tu deseo, algo que tendrá la acción predominante del mismo.

El tercer paso es inmovilizar el cuerpo físico e inducir un estado similar al de dormir.

Entonces mentalmente sentirse justo en la acción propuesta. Imagina mientras tanto que estás realmente haciendo la acción AQUÍ Y AHORA. Debes participar en la acción imaginaria, no meramente apartarte y mirar, sino SENTIR que estás realmente haciendo la acción, tal que la sensación imaginaria sea real para ti.

Es importante siempre recordar que la acción propuesta debe ser una que SIGA el cumplimiento de tu deseo, una que implique satisfacción.

Por ejemplo, supón que deseas una promoción en la oficina. Entonces ser felicitado sería un evento que encontrarías siguiendo el cumplimiento de tu deseo.

Habiendo elegido esta acción como la que experimentarás en la imaginación para implicar una promoción en la oficina, inmoviliza tu cuerpo físico e induce un estado cercano al sueño, un estado somnoliento, pero uno en el cual aún eres capaz de controlar la dirección de tus pensamientos, un estado en el cual estás atento sin esfuerzo. Entonces visualiza a un amigo parado delante tuyo. Pon tu mano imaginaria en la suya. Siéntela sólida y real, y sigue una conversación imaginaria con él en armonía con el SENTIMIENTO DE HABER SIDO PROMOVIDO.

No te visualizas distante en un punto del espacio ni distante en un punto del tiempo siendo felicitado por tu buena suerte. Más bien, HACES que el lugar sea AQUÍ y el futuro AHORA.

La diferencia entre SENTIRTE en acción, aquí y ahora, y visualizarte en acción, como si estuvieras en una pantalla de cine, es la diferencia entre el éxito y el fracaso.

La diferencia será apreciada si ahora te visualizas a ti mismo subiendo una escalera. Entonces, con los ojos cerrados imagina una escalera justo delante tuyo y SIÉNTETE REALMENTE SUBIÉNDOLA.

La experiencia me ha enseñado a restringir la acción imaginaria que implica la satisfacción del deseo, a condensar la idea en un solo acto y recrearlo una y otra vez hasta alcanzar la sensación de realidad. De otra manera, tu atención vagará hacia un camino asociado y una gran cantidad de imágenes asociadas serán presentadas a tu atención, y en unos pocos segundos te llevarán cientos de millas lejos de tu objetivo en el punto del espacio y años lejos en el punto del tiempo.

Si decides subir un tramo particular de escaleras, porque ese es el evento probable que sigue el cumplimiento de tu deseo, entonces debes restringir la acción a subir ese tramo particular de escaleras. Si tu atención se desvía, tráela de regreso a la tarea de subir ese tramo de escaleras y sigue haciéndolo hasta que la acción imaginaria tenga toda la solidez y particularidad de la realidad.

La idea debe ser mantenida en la mente sin un esfuerzo sensible de tu parte. Debes, con el mínimo de esfuerzo permear la mente con el sentimiento del deseo cumplido.

El adormilamiento facilita el cambio porque favorece la atención sin esfuerzo, pero no debe ser empujado al estado de sueño en el cual ya no eres capaz de controlar los movimientos de tu atención. Sino un grado moderado de adormilamiento en el cual aún eres capaz de dirigir tus pensamientos.

Una manera muy efectiva de encarnar un deseo es asumir el sentimiento del deseo cumplido y entonces, en un estado somnoliento y relajado, repetir una y otra vez como una canción de cuna, cualquier frase corta que implique la satisfacción de tu deseo, tal como, “Gracias, gracias, gracias” como si lo dirigieras a un poder superior por haberte dado aquello que deseas.

No necesitas hacer nada para que ocurra excepto aplicar esta técnica de oración.

Con tus ojos cerrados y tu cuerpo físico inmovilizado induce un estado similar al del sueño y entra en la acción como si fueras un actor haciendo la parte. Experimenta en imaginación lo que experimentarías en persona si estuvieras en posesión de tu objetivo. Haz que ese otro lugar sea AQUÍ y que entonces sea AHORA. Y tu yo mayor, usando un enfoque mayor utilizará todos los medios y los llamará buenos, lo que tiende hacia la producción de aquello que has asumido.

Estás aliviado (eres libre) de toda responsabilidad de hacerlo así, porque cuando imaginas y sientes que es así, tu yo dimensionalmente mayor determina los medios. No pienses ni por un momento que alguien va a ser dañado para que ocurra, o que alguien va a ser decepcionado. No te corresponde, no es asunto tuyo.

Preguntan, ‘¿Si obtengo lo que deseo no implicará daño para otro?’ Hay maneras que tú desconoces, así que no te preocupes.

Cierra tus ojos ahora porque vamos a estar en silencio por un largo rato. Pronto estarás tan perdido en contemplación, sintiendo que eres lo que deseas ser, que estarás totalmente inconsciente del hecho de que estás en este cuarto con otros.

Recibirás un shock cuando abras tus ojos y descubras que estamos aquí. Debería ser un shock cuando abras tus ojos y descubras que no eres en realidad aquello que hace un momento sentías que eras, o sentías que poseías. Ahora iremos a lo profundo.


Traducción: Fernando C.

reinademicasa

  • Visitante
Re:Neville
« Respuesta #3 : enero 17, 2018, 08:09:38 am »
Persistencia

El deseo florece desde la conciencia de haberlo ya obtenido y la persistencia en mantener la conciencia del deseo ya cumplido resulta en su cumplimiento.

No es suficiente con sentirte en el estado de la plegaria respondida; tú debes persistir en ese estado.

El hombre debe orar siempre sin desanimarse [Lucas 18:1]

Aquí, orar significa dar gracias por ya tener aquello que deseas.

Solo la persistencia en la asunción del deseo cumplido puede causar esos cambios sutiles en tu mente que resultan en el cambio deseado en tu vida.

Cuando otra gente en tu mundo pareciera tener una actitud desagradable hacia contigo, no es resultado de la actitud reacia de su parte, sino una falta de persistencia en tu asunción de que tu vida ya es como tú quieres que sea.

Para que tu asunción tenga efecto, no puede ser un solo acto aislado, debe ser una actitud mantenida del deseo cumplido.

[Y esa actitud mantenida que te lleva a eso, a pensar desde tu deseo cumplido en vez de pensar sobre tu deseo, es ayudada al asumir el sentimiento del deseo cumplido frecuentemente. Es la frecuencia, y no la duración de tiempo, lo que lo hace natural. Aquello a lo que tu constantemente vuelves constituye tu verdadero ser. Ocupación frecuente del sentimiento del deseo cumplido es el secreto del éxito.]

"El poder de la conciencia"
Traducción: Laura Arrojo