Please insert ads from Admin CP

Autor Tema: "El Cántico del Triunfo" Dr. Joseph MURPHY  (Leído 129 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

moni18

  • BELLÍSIMA
  • Aprendiz
  • *****
  • Mensajes: 6370
  • ¡AQUIÉTATE! - y SABE - YO SOY-  Dios
"El Cántico del Triunfo" Dr. Joseph MURPHY
« : septiembre 22, 2017, 05:52:59 pm »
"El Cántico del Triunfo" ( del libro: La magia de la Fe.)
Dr. Joseph MURPHY
Traducción: Rosario DE LA CRUZ


"Dime, oh tú, a quien ama mi alma, dónde te alimentas, donde haces que tu HOGAR repose al mediodía".

"He aquí, tú eres hermosa, mi amor, he aquí, eres hermosa, tus ojos son como palomas."

"Él me trajo a la casa del banquete, y su bandera sobre mí fue el Amor."

"Su mano izquierda está bajo mi cabeza, y su mano derecha me abraza."

"Mi amado habló, y me dijo: Levántate, amor mío, hermosa mía y ven."

"Porque el invierno ha pasado, la lluvia ha terminado y ha desaparecido ya;

"Se han mostrado las flores en la tierra, el tiempo de la canción ha venido, Y en nuestra tierra se ha oído la voz de la tórtola;

"Levántate, amor mío, hermosa mía, y ven.

"Mi amado es mío, y yo soy suya: él apacienta entre los lirios.

Cuando el día despunte las sombras se disiparán.”



Es inconcebible que se pudiera escribir una antología en la cual el Cantar de los Cantares no fuese incluido. Es realmente una de las partes más inspiradoras de la Biblia. La canción de Salomón revela a Dios como el Gran Amante. Es extático y apasionante.

Para llevar una vida triunfante, debes ser movido por el amor. Puedes volverte loco en la alegría de estar realmente seducido con el Espíritu. En otras palabras, cantando la Canción de Dios, te conviertes en un ser extasiado en Dios y encendido con entusiasmo Divino, expresando cada día más y más amor Divino y alegría.

Cantas el Cántico de Dios, o el estado de ánimo del triunfo, cuando subjetivamente sientes que eres lo que tus cinco sentidos te dicen que no eres; Entonces estás saturado por Dios y atrapado por un frenesí divino, una especie de alegría incomprensible.

¿No has visto alguna vez a una persona llena de entusiasmo y rebosante de alegría? Esa persona está cantando el Cántico de Dios en ese momento. "En tu presencia hay plenitud de alegría, a tu diestra hay placeres para siempre".
Cuando cantas una canción, estás expresando toda tu naturaleza. Tu mente y tu cuerpo entran en la canción. Cuando tu corazón está lleno de amor y buena voluntad, y estás irradiando paz, verdaderamente estás cantando la canción de Dios; Es el canto del alma jubilosa.

El verdadero Tú es un ser espiritual, eterno y perfecto. Eres una expresión viva de Dios ahora. "Yo he dicho: Vosotros sois dioses, y todos vosotros sois hijos del Altísimo".

Cuando oras, estas en un romance con Dios o con tu Bien. Tu deseo, cuando se realiza, te trae alegría y paz. Para realizar el deseo de tu corazón, que se representa en El Cantar de los Cantares como tu amado, debes cortejarlo; deja que ese deseo te cautive, te abrace y te emocione. Deja que encienda tu imaginación. Siempre te dirigirás en dirección del deseo que domina tu mente.

La mayoría de estudiantes de psicología saben que El Cantar de los Cantares es una hermosa descripción del maravilloso romance de la mente consciente y subconsciente (Salomón y Sabá).

Dime, oh tú, a quien mi alma ama, ¿dónde te alimentas?

Tu deseo realizado es aquel a quien ama tu alma. Se te pregunta: "¿Dónde te alimentas?" En otras palabras, ¿En dónde estás viviendo mentalmente? El rebaño representa tus pensamientos, ideas, opiniones y creencias. Te deleitas solo en la alegría de la oración respondida.

Si te estás diciendo a ti mismo, “No puedo. Es muy tarde ahora. Soy muy viejo, no conozco a las personas correctas” En otras palabras, si te estás alimentando mentalmente de ello, todas las razones por las que no puedes hacer algo, o ser lo que quieres ser, no haces que “tu rebaño repose al mediodía.”

Al mediodía, el Sol no proyecta sombra alguna, de la misma forma, cuando ores, no debes permitir que ninguna sombra de miedo o duda cruce tu camino, o que te desvié de tu objetivo en la vida. El mundo de confusión deberá ser rechazado, y mentalmente debes alimentarte, o meditar en la realidad de tu deseo.

“Cuán hermosa eres, amada mía. Cuán hermosa eres. Tus ojos son como palomas detrás de tu velo; la paloma es el símbolo de la paz interior de Dios.
Una vez hable con un alcohólico que dijo:” No me digas nada acerca de Dios. No quiero a Dios. Quiero una curación. “Este hombre estaba profundamente resentido con su ex esposa quien se había vuelto a casar; además estaba lleno de rencor hacia muchas personas. El necesitaba los ojos de la paloma, lo que significa que el necesitaba ver la verdad que le traería paz.
Le pregunté, “¿Rezarías conmigo ahora? Todo lo que te pido es que seas sincero; si lo eres, experimentaras una increíble paz interior que traspasa todo entendimiento humano.”

El relajo su cuerpo, y le dije: “Imagina que estás hablando con una Presencia Invisible dentro de ti, el Poder Todopoderoso que creo el Cosmos. El que puede hacer todas las cosas. Di, “Gracias, gracias, por esta paz interior.” Dilo una y otra vez.

Después de diez minutos de meditación silenciosa, fue cegado por una Luz interior. Parecía venir desde el piso en donde estaba. ¡El cuarto entero fue inundado con Luz!

Exclamó, “¡todo lo que veo es luz! que sucede?” luego él se relajó hasta quedar dormido en mi oficina, y su rostro verdaderamente brillo como el sol. Se despertó luego de quince minutos y estaba completamente en paz y dijo: “¡Dios verdaderamente existe! ¡Dios existe!” Este hombre había encontrado a su amada; tenía los ojos de la paloma.

Mientras te estés quedando dormido en la noche, dile a tu deseo cuan hermoso es y que maravillosamente te sentirías de poder realizarlo. Empieza a enamorarte de tu ideal. Elógialo; exáltalo. “¡Levántate mi Amor!” siente que ya eres lo que quieres ser.

Quédate dormido con la conciencia de que ya eres lo que tanto anhelas ser.
¡AQUIÉTATE! - y SABE - YO SOY-  Dios.