Please insert ads from Admin CP

Autor Tema: Soy Causa de todas mis experiencias.  (Leído 69 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

moni18

  • BELLÍSIMA
  • Aprendiz
  • *****
  • Mensajes: 6367
  • ¡AQUIÉTATE! - y SABE - YO SOY-  Dios
Soy Causa de todas mis experiencias.
« : noviembre 05, 2017, 08:53:31 am »

Soy Causa de todas mis experiencias. Sean ellas mi situación económica, salud, belleza; o bien, la salud de un familiar, amigo, vecino..., o su situación económica, etc.; o la situación mundial...etc...Entonces, por qué me enredo en preocupaciones cuando la solución es dejar de ser consciente de éso que no quiero experimentar, y ser consciente deliberado de otra experiencia ?

Porque la mente consciente está muy activa, tratando de cambiar una realidad simplemente cambiando de lugar las mismas creencias que dieron lugar a mi experiencia.

Entonces ?

Bueno, hay que comenzar por disciplinar la mente.

Y como ?

Aquietándola. Meditando.

Bajando las ondas cerebrales.

Apaciguando los pensamientos.

Salirse del sistema de creencias.

Hacer un lugarcito de respiro entre los pensamientos.

Pero me pongo a meditar, y más que meditación parece una tortura. Miles de pensamientos y emociones surgen agolpados.

Eso es la mente consciente indisciplinada.

Cuando tomamos nota de éso, ignoramos esos agolpamientos y persistimos en aquietar.

Pero me pongo a meditar, pero al día siguiente me olvido, o no tengo deseos de hacerlo, o le dedico 5 minutos y mi vocecita me dice: listo ! ya cumpliste !!!
Sigue siendo la mente consciente muy activa.

Persistir en solo sentarse y fijar la atención en la respiración, haciendo caso omiso a todas esas actividades.

Pero el persistir, no está asociado a esfuerzo, ni fuerza de voluntad.

Sino sentarse a meditar cada día, dos veces, 20 minutos, pero sin pensar en ir a meditar. Sino sentarse y hacerlo, sin darle tiempo a la mente consciente a que reaccione pensando si la meditación estuvo bien hecha, o pensando en fijar la atención en la respiración, o pensando en cuantos minutos ya llevo sentado.

Solo observar la respiración, y no darle importancia a cualquier pensamiento, incluso un pensamiento que nos dice que ya llevamos bastante tiempo sentados respirando.

Como cuando nos disponemos a dormir. No pensamos en dormirnos. Porque cuando lo hacemos, pasa a ser un acto de voluntad, y como todo acto de voluntad es una acción de la mente consciente, del intelecto. Y lo que ocurre es que en lugar de dormirnos nos dá insomnio.

Practicando la meditación, disciplinamos la mente.

La disciplinamos al mantenerla en solo un punto de observación, la respiración.

Y entonces es más sencillo llevarla luego a fijar su atención en un deseo cumplido, sin que se distraiga en apariencias.

Por lo que desde mi punto de vista, el primer paso es aquietar la mente.

Disciplinarla para que se aquiete y desde alli, siendo CAUSA de todas nuestras experiencias, podemos elegir creer lo que se nos dé en ganas.

Móni .
¡AQUIÉTATE! - y SABE - YO SOY-  Dios.