Please insert ads from Admin CP

Autor Tema: MEDICINA KAMBO  (Leído 26357 veces)

dayana

  • Moderador
  • Aprendiz
  • *****
  • Mensajes: 3178
  • Mi corazón puede adoptar todas las formas
MEDICINA KAMBO
« : febrero 21, 2010, 04:47:09 am »


Kambo” o “Sapo” es una medicina ancestral usada por las tribus indígenas amazónicas de la región occidental de la Amazonía.

Kambô (Phyllomedusa Bicolor)

Es una especie de Rana (Phylomedusa Bicolor) que vive en Amazonas, su secreción natural contiene una sustancia que actúa como poderoso energizante natural, es capaz de combatir y eliminar disturbios de salud en el ser humano, aumentando la eficiencia del sistema inmunológico.
Vasta bibliografía y estudios divulgados en revistas e Internet muestra que el efecto de la sustancia, en términos médicos, es una reacción inframedio simpática, con estimulación del sistema nervioso simpático seguida de estimulación completa del sistema nervioso parasimpático, es como si el organismo fuera totalmente pasado a limpio en un tiempo de 5 minutos. La sustancia presente en la secreción de la rana tiene la propiedad de desencadenar un proceso bioquímico de interacción orgánica, de estimulación en inhibición secuencial; su acción estimula ciertos receptores orgánicos pasando en seguida a inhibir otros centros, en un rápido cambio del sistema de actuación. Médicos que ya han hecho el tratamiento con el Kambô e hicieron pesquisas en sus efectos afirman que puede ser eficiente hasta en la cura de enfermedades graves, por que actúa como un gran refuerzo del sistema inmunológico.

El KAMBÔ no trabaja sólo el plano físico, sino que además, fortalece y alinea los chackras, sella también nuestro campo electromagnético.

COLECTA
Se colecta la sustancia del kambô utilizando los secretos de los ancestros. En la colecta de la rana, ésta no es herida, el colector va orando palabras mágicas, pidiendo al espíritu amigo del Kambô que traiga cura, espontáneamente el Kambô suelta la sustancia de cura, después de la colecta la rana es dejada en el mismo árbol en donde se la encontró.

Los katukinas lo han utilizado para prevenir y curar las enfermedades, y también como revitalizante físico.

Las moléculas aisladas de phyllomedusas son altamente antibacterianas y pueden matar a bacterias muy resistentes.
El kambô es indicado para cualquier disturbio o desequilibrio. Purifica la sangre y trata todos los procesos agudos crónicos del organismo. También puede ser utilizado en personas que aparentemente no presentan ningún síntoma y que están en búsqueda de autoconocimiento y un fortalecimiento del sistema inmunológico.


El kambô tambien es una medicina para el espiritu ya que mejora la percepción en general; ayuda con la intuición, los sueños, estimula el tercer ojo, el inconsciente y los bloqueos que impiden el flujo de la energía vital de nuestro cuerpo, cosa de las que pocas personas son conscientes y que tan importantes son para una mejor calidad de vida.




En la aplicación del kambô no se utilizan agujas, se hacen puntos en la primera capa de la piel (dermis) con una brasa pequeñita de cipo para introducir el remedio del kambô en el organismo, este cipo contiene propiedades antiinflamatorias y no necesita cuidados especiales después de la aplicación, es de cicatrización rápida. El tratamiento puede ser en tres días consecutivos o en intervalos de 7, 15 o 28 días como máximo. En las mujeres los puntos son hechos en la pierna y en los hombres son hechos en el brazo o la barriga.

Shaman amazonico matses aplicando la medicina de la rana mono gigante (acate o kambo)

REACCIÓN
La reacción de la vacuna dura 5 minutos, en ese lapso de tiempo ocurren cambios en los campos físico, energético, espiritual y emocional del paciente, luego la sensación de limpieza, liviandad, tranquilad, bien estar, paz interior con un aprofundamiento de la conciencia. Transcurridos 30 minutos de la aplicación, la persona ya está apta para volver a sus actividades normales.

extraccion del kambo


Fuente:http://www.medicinakambo.cl/


Soy causa en mi vida aprendiendo de los efectos.
Esta es la realidad de la que puedo responder.