Please insert ads from Admin CP

Autor Tema: Que puede suceder en nuestro campo energético.  (Leído 1242 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Tessa42

  • Aprendiz
  • *****
  • Mensajes: 5761
Que puede suceder en nuestro campo energético.
« : abril 18, 2015, 04:29:07 am »
Por Sol Ahimsa.

Para trabajar en el cuerpo energético lo más importante es conectar con él y estar abiertos a sus mensajes. Las herramientas con las que contamos son las manos.
 
Se trabaja tanto en capas áuricas como en chakras o en canales (meridianos). Cualquier zona del cuerpo energético puede ser operada, regulada o sanada mediante estas técnicas.
 
Es importante antes de empezar con este tipo de trabajo tener las manos limpias y protegidas. Conviene ponerse guantes energéticos y llevar algún cristal encima como ónix, obsidiana o cuarzo turmalinado, para no recibir improntas de las energías de la persona a tratar.
 
Muy importante para aprender a realizar esta técnica es tener una buena base sobre la Anatomía energética y física del hombre, conocer algo de la implicación de las emociones en nuestro campo bioplásmico y haber hecho previo técnicas, habiendo practicado durante un tiempo, en cualquier otra displina en la que se implique la activación de la sensibilidad en las manos, la intuición y el trabajo con el campo bioplásmico de la persona.
 
El hecho de saber aplicar energía, como pasa con el reiki, no es suficiente para poder manejarse en este sentido, es necesario un aprendizaje más profundo, ya que este tipo de técnicas son muy básicas y además, es que ni haría falta aprenderlas, ya que la transmisión de energía es algo innato en el ser humano y animal, por tanto, solo con desearlo es suficiente.
 
En cirugía aural, activamos todos los canales energéticos a los que podemos acceder y, sobre todo, al más importante, la tierra, porque es su frecuencia la que realmente está en sintonía con nuestro cuerpo bioplásmico, no las otras.
 
Aparte de esto es importante saber que, si la persona no está en la frecuencia de la energía que pretende canalizar, nunca podrá hacerlo, por mucho que nos hayan contado cosas contrarias, muy favorecedoras para la venta del producto, pero muy alejadas de la realidad. Así, es básico entender que para canalizar energía, debemos trabajar mucho con nosotros para ser un canal limpio, resonando en la misma frecuencia de la energía a proyectar.
 
LIMPIEZAS AURICAS, DE CHAKRAS, VÍNCULOS Y MERIDIANOS
 
La limpieza es el primer paso a realizar en cualquier tipo de actuación sobre el campo áurico.
 
Limpiar es quitar cualquier energía densa, anómala, negativa que afecta y actúa sobre el campo áurico.
 
Cuando se limpian estar energías se posibilita la regeneración y recarga de las zonas afectadas, de manera que estas nuevas energías no encuentren nada que pueda afectarlas o imposibilitar su acción.
 
Toda zona energética del campo áurico es accesible a algún tipo de energía o entidad densa o perturbadora. De manera, que si no es retirada esta energía conseguirá dañar y puede acceder al cuerpo físico.
 
La forma de actuar sobre las capas áuricas, los chakras, vínculos y meridianos tiene pequeñas variantes, como iremos viendo, pero en definitiva el final es el mismo.
 
Está claro, que la mejor forma de evitar que se altere nuestro campo energético es trabajar nuestro interior para poder subir la frecuencia a niveles que pueda rechazar todo lo que no vibre con nosotros, pero siempre hay momentos de vulnerabilidad o puede que topemos con una energía densa superior a la frecuencia que nosotros tenemos, de forma que puede darse la alteración igualmente. Conozco mucha gente que piensa que nunca pueden ser afectados o que están muy protegidos y su sorpresa viene cuando al cabo de un tiempo se dan cuenta de que la invulnerabilidad en este planos denso no existe, habría que estar constantemente pendiente de lo que suceda en nuestro interior y en el exterior para mantener la frecuencia perfectamente equilibrada y acorde con las improntas que provengan de fuera, incluidas la muy sutiles que van haciendo su trabajo lentamente y un síntoma es la incredulidad y el engreimiento.
 
DESBLOQUEOS ÁURICOS, DE CHAKRAS Y MERIDIANOS
 
Éstos son una parte de la limpieza, aunque tengan su autonomía. Bloqueo es un estancamiento energético en cualquier ámbito. El bloqueo puede producirse debido a una enfermedad, susto, accidente, operación, herida, etc., en cualquier caso la energía se estanca y hay que ponerla de nuevo en movimiento.
 
Los bloqueos son el caso más común de problemas en el cuerpo energético y es lo que primero tenemos que ver pues si existe alguno ya no es posible que la energía fluya y, por tanto, que el sistema funcione.
 
 CIRUGIA Y REGENERACIÓN ENERGÉTICA EN EL AURA, CHAKRAS Y MERIDIANOS
 
.- Adherencias Energéticas: son cúmulos de energía que se adhieren a una zona del cuerpo y que dificulta que la energía fluya bien por ella. Estos cúmulos de energía densa pueden ser generados por uno mismo o tomados del exterior. En cualquier caso, hay que quitarlos y, dependiendo de donde estén, podernos saber algo sobre las causas de su aparición. Por ejemplo, si está en la zona de la cabeza, es porque se le dan muchas vueltas a las cosas o hay una preocupación marcada.
 
La extensión del cúmulo energético dependerá de la gravedad o intensidad de la adherencia.
 
.- Rasgaduras y roturas: las rasgaduras son zonas debilitadas en el cuerpo energético que hacen vulnerable al individuo. Pueden aparecer tras ir a un lugar con mala vibración, estar con alguien negativo para la persona, una enfermedad, un accidente, un disgusto, una pérdida, una operación quirúrgica, etc. En cualquier caso, la rasgadura produce pérdida de energía, cansancio, enfermedad, mal estar, vulnerabilidad.
 
Es necesario regenerar el tejido bioplásmico de la zona.
 
La rotura se trata, en esencia, de lo mismo que la rasgadura, pero en un estado más agudo. La rotura exige regenerar el tejido, aquí sí que aplicaríamos la técnica de la cirugía.
 
Las roturas en los chakras nos lleva a intentar sentir los bordes del chakra para determinar dónde puede estar la rotura. Podremos determinarlo porque allí siempre habrá un escape de energía. Es muy importante cerrar la rotura para que no siga habiendo el escape de energía.
 
Las roturas de canales son muy comunes en operaciones quirúrgicas o cortes. Éstos deben unirse de nuevo pues son los encargados de repartir la energía por todo nuestro organismo. En muchas ocasiones se unen solos tras su rotura pero no siempre esto es posible, de forma que deberemos repasar las zonas donde haya habido algún tipo de traumatismo.
 
.- Engrosamiento: los engrosamientos son zonas de nuestro cuerpo energético, debido a una rotura u operación quirúrgica, que se ha producido una mala regeneración del tejido bioplásmico, dando lugar a una zona más abultada, gruesa o mal regenerada. Estas zonas, dificultan el paso de la energía, haciendo que haya alteraciones, pérdidas o dolencias, ligadas a ellos.
 
.- Cicatrices: las cicatrices alteran el flujo energético ya que han sido producidas por una operación o corte. Esto provoca a su vez, un corte en el cuerpo energético que produce escapes de energía por esa zona. Lo que puede acarrear alteraciones en el funcionamiento orgánico, alteraciones de la energía que fluye por los canales energéticos y que es probable que hayan sido cortados al abrir el cuerpo físico y alteraciones en el doble etérico que siempre se abre al hacer una incisión en el cuerpo físico. Por tanto, aqui actuamos tanto en el cuerpo físico como en ele bioplásmico o energético.
 
.- Red energética: una red o telaraña energética se forma por el cúmulo de hilos energético que se crean mediante la energía procedente del pensamiento o de las emociones propias o de otros hacia nosotros. Este entramado de hilos interfiere de forma grave en el flujo energético de todo nuestro sistema, pudiendo llegar a bloquearlo.
 
Las redes hay que eliminarlas y se va a establecer una burbuja de energía limpiadora y regeneradora para todo el cuerpo energético.
 
Este tipo de alteración tiene que ser revisado durante una temporada pues habrá que limpiarlo varias veces ya que intervienen, en la mayoría de los casos, gente del entorno y hay que debilitar esta influencia fortaleciendo el cuerpo energético del individuo para que pueda repeler este tipo de agresión.
 
Igualmente para cuando es el estado interno de la persona, lo que lo provoca, hay que trabajas las emociones asociadas a la alteración y esto puede durar un tiempo.
 
.- Desplazamientos de chakras: Los chakras pueden desplazarse por una bajada energética que ha hecho que no pueda mantenerse en su posición y se desplace. La causa de esta bajada puede ser de tipo emocional, físico, mental o espiritual. Pero también puede ser de nacimiento, teniendo aquí un fin de tipo kármico. Hay que fortalecerlo bien y traabajar lo que lo provocó.
 
Si es de nacimiento, hay que ver como afecta a la persona esta alteración.
 
.- Deformaciones: Las deformaciones en los chakras son muy comunes, éstas se deben a algo congénito o un mal uso o funcionamiento del chakra. la cirugía aquí se hace imprescindible, así como el mantenimiento posterior con energía.
 
.- Bloqueos en los canales: Los bloqueos tienen la misma base que los de los chakras.
 
.- Chakras inmaduros: Los chakras desde su formación van evolucionando y avanzando en su función. Cuando no se ha formado del todo o no han seguido un proceso adecuado de madurez, hay que ayudarle a que esto se produzca. A pesar de todo siempre será un chakra rezagado y que dará problemas, pues corresponde al lugar más sensible y delicado de la persona.
 
.- Limpieza de vínculos: Los vínculos se limpian pasándoles energía a la par que vamos siguiendo su curso con la mano. Donde notemos que la mano se para o que nos cuesta seguir o duele, tendremos que estar un ratito para limpiarlo y luego seguir. Los vínculos, en la actualidad no deberían de seguir existiendo entre las personas, es una forma de afecto propia de planos densos. Los vínculo solo los podrá cortar la persona que los tenga, nunca un terapeuta, pues es algo muy kármico. Asimismo, para que la persona pueda realmente cortar un vínculo, no es visualizarlo y cortarlo y ya está, con eso no se consigue nada, hay primero que trabajar loq ue generó el vínculo y después se podrá cortar, antes es absurdo pues volverá a regenerarse de nuevo.
 
.- Cortar hilos energéticos y cordones: Los hilos energéticos se pueden cortar como ya vimos en las capas áuricas, aquí no hay pega para poder hacerlo.
 
Los cordones se parecen a los vínculos pero la diferencia es que siempre van ligados a un tipo de “amarre” a otra persona que ha podido hacerse consciente o inconscientemente. Hay que cortarlos pues implican ataduras que fuerzan o condicionan la relación entre ambos.
 
.- Peinar el aura: Peinar el aura es algo muy sencillo y necesario para que ésta esté limpia y sana. Consiste en pasar las manos con los dedos separados, para hacer como si nos peinásemos el pelo con la mano. Al realizar estos pases estaremos activando y movilizando de forma importante la energía del aura, pudiendo así fortalecerla y ponerla en orden en poco tiempo.
 
 :corazón: :corazón: :corazón:
Shekinah